DURA RESPUESTA A FEDERICO BRAUN Pablo Grasso: “Hacemos un esfuerzo para que la gente tenga un manguito más y estos tipos se nos cagan de risa”

Rio Gallegos 12/06/2022.-El intendente Pablo Grasso evalúa nuevas ordenanzas y una persecución impositiva para el caso de las cadenas de supermercados que remarquen precios deliberadamente. Dijo que el 70% de la masa salarial se queda en La Anónima.

El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, manifestó este viernes duras declaraciones sobre la polémica frase de Federico Braun, responsable de La Anónima, la cadena de supermercados con mayor presencia en la provincia.

“¿Qué hace la Anónima con la inflación?”, preguntó Ricardo Kirschbaum, director adjunto de Clarín, a Braun durante la celebración de los veinte años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), obteniendo como respuesta: “Remarca precios todos los días”.

La frase, que además se dio camuflada como un chiste, levantó en cólera a buena parte del Gobierno Nacional, que en un contexto de espiral inflacionario como el que se vive no logra poner freno a los abusos de un sector que ganó mucho durante la pandemia de coronavirus desatada en 2020.

La Anónima fue parte de varios discursos de Cristina Fernández como presidenta, incluso uno que llevó a cabo en Las Heras, cuando luego de un aumento que había dado la provincia en paritaria a estatales, le advirtió a la cadena que no remarcara como solía hacerlo cada vez que se cerraban paritarias.

Mas tarde, cuando en 2014 salió a defender Precios Cuidados, se ocupó de La Anónima, Carrefour y también de Hipertehuelche, propiedad del senador Eduardo Costa, por la especulación y falta de sensibilidad, marcando que “una empresa que especula y que aumenta los precios perjudica a la larga el trabajo de los argentinos”.

“Multar y perseguir en materia impositiva”

Este viernes, el intendente Grasso dijo lo suyo y anunció que evalúa medidas para perseguir económicamente no sólo a la Anónima, sino al resto de las cadenas supermercadistas y mayoristas (Diarco), para el caso en el que se detecten abusos o incumplimiento de precios cuidados, atando la frase con los esfuerzos del macrismo por empobrecer a la clase trabajadora.

Son los que te dijeron que las personas no podían tener un televisor, ir a la universidad ni viajar. La gente tiene que ver que las grandes cadenas de supermercados, de concentración de poder económico, que son la nueva oligarquía con los alimentos, son los que se llevan más del 70% de la masa salarial”, criticó el intendente.

Sostuvo que, entonces, “que te digan eso es la tomada de pelo permanente y diaria, porque no les importa nada y ese es el cuidado que vamos a tener nosotros, que vamos a defender los intereses de la gente, no del supermercado”, porque ante “el esfuerzo que hacen la Provincia, el Municipio, el privado para que vos tengas un manguito más, estos tipos se nos cagan de risa”.

“Si hay que crear nuevas ordenanzas y nuevas multas, lo haremos”

En este punto, Grasso manifestó que si bien las empresas quieren siempre ganar más, “nosotros vamos a estar del lado de la gente para multar lo que se haga mal y perseguir en materia impositiva aquellas cosas que tienen que ver con un despilfarro, aumentando sin justificativos todos los días”, anunció.

Grasso aseguró entonces que si bien el Municipio realiza controles de precios para proteger la política pública de Precios Cuidados, también “hicimos una evaluación con las cuatro, cinco cadenas” que hay en Río Gallegos y “en algunos lugares te conviene comprar en el negocio de la esquina”.

Esto porque con la pandemia “lo que pasó fue que remarcaron lo que quisieron y vos te quedaste sin valor de referencia. Ibas a comprar alcohol en gel y no sabías lo que valía”. Eso fue algo que “lo pusimos en consideración y lo vamos a seguir haciendo para que el que no cumpla sea multado”, dijo al tiempo que amenazó con medidas más drásticas.

Si hay que crear nuevas ordenanzas, lo haremos y nuevas multas con respecto a las remarcaciones de precios, porque ya son abundantes”, cerró el intendente.

Si bien durante la charla, a sabiendas del problemón que se vendría, Braun, que en los noventa fue gerente de la sucursal de Caleta Olivia, aclaró que “fue un chiste”, lo cierto es que no es la primera vez que la cadena de supermercados está envuelta en un escándalo que tiene relación con un momento en que el poder adquisitivo pierde en la puja distributiva.

En una entrevista realizada en el año 2008, año de una de las mayores corridas cambiarias que vivió el gobierno de Cristina, Braun ya había dejado en claro que la remarcación no es un chiste y que la inflación les viene de lujo.

“Para nosotros la inflación fue un momento muy positivo. La inflación creciente, la hiper-inflación desembocó en esa crisis. Pero para un supermercado que paga a los 60 días y vende al contado, se genera lo se llama REI (resultado por exposición a la inflación), yo decía: No era un rey, era un emperador, porque nuestro balance en el 86, 87, 88, con la inflación creciente, fue espectacular”.

Fuentye: la opinión austral

loading...