Balance de fin de año, nación, gobierno provincial y municipios. La economía como eje de una problemática común.

Rio Grande 01/12/2021.- Entramos al mes de diciembre y es momento del balance de fin de año, un año cargado de pandemia, y problemas estructurales que han hecho la vida muy difícil a millones de argentinos de todos los sectores de la sociedad. Tratamos de resumir brevemente lo que nos deja este 2021 y lo que resta hasta el 2023, donde seguramente veremos altibajos y cambios inevitables. El balance no es positivo así lo demuestran los resultados, económicos, políticos y sociales a lo largo y ancho de todo el pais.

Comencemos por el gobierno nacional y su política económica, desde que asumió Alberto Fernández, no logro encaminar este sector que sufrió y mucho por dos años de pandemia y decisiones que se tomaron de manera intempestiva e inconsulta.

Las retenciones al agro y la venta de granos.

Las retenciones a le exportación de carnes.

El control de Precios.

Los impuestos que en total suman 166.

El desprolijo, por llamarlo de alguna manera, manejo de la salud.

El aumento descontrolado de la pobreza.

El desempleo y un destrato notable para con la oposición y los medios de comunicación que no le fueron funcionales a políticas que han sido realmente indefendibles por lo anti populares.

La falta de solidaridad a la hora de aumentarse un 40 % sus dietas, la inequidad en la distribución de la riqueza y la interna palaciega entre el presidente y su vice que fue noticia todo el año.

20 millones de planes, es número que realmente asusta y que elevó el gasto público a niveles impensados.

La distribución discrecional de la coparticipación federal para acompañar a quienes acompañan y castigar a quienes no, el caso más notorio fue el recorte de 35 mil millones de pesos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, (CABA). Con todo esto uno pensaría que después de los resultados electorales de octubre las políticas dieran un giro de 180 grados y por lo menos de convocar al dialogo a sectores muy afectados como la industria, la construcción, y las PyMES para buscar la salida por el lado de la generación de empleo, pero eso no pasó, la respuesta fue festejar un triunfo inexistente y más impuestos, como el etiquetado de productos que suma un 3 % a los ingresos brutos.

En Tierra del Fuego que pasó.

En nuestra provincia el Frente de Todos logró un triunfo que posiciono al gobierno y los tres intendentes un espacio más cercano al poder central, pero la unidad fue para las elecciones y ahora los intendentes van por un lado y el gobierno por otro, una vez mas no se logró evitar la superposición de acciones, ni en la pandemia ni luego de ella ya que Tierra del Fuego es una de las pocas provincias que logró la inmunización de rebaño al tener la mayor cantidad de personas vacunadas.

la ministra Judith Digilio estuvo al frente de la pandemia junto a un equipo de salud que trabajo a destajo.

Al igual que en el resto del pais la economía golpeo en todos los sectores, aun así, nuestra provincia recibió fondos más que importantes para poder funcionar y de hecho durante toda la pandemia la actividad aunque mermo a un mínimo histórico se mantuvo en muchos casos, pero en otros obligó al cierre de comercios, pymes, empresas y emprendimientos que generaron desempleo y obligo a desembolsar importantes sumas de dinero para sostener a miles de familias que tuvieron como única ayuda la presencia del estado.

A diferencia del gobierno nacional, los funcionarios provinciales no respondieron critica, pero tampoco respondieron ni informaron a la prensa sobre sus respectivas gestiones, como por ejemplo la Ministra de Seguridad y Justicia, Adriana Chaperón, de Educación Analía Cubino, el secretario de Industria, García optaron por elegir con quien discutir y de eso que escuchamos no pudimos sacar nada en claro.

Firma del Fideicomiso austral, mas ingresos para Tierra del Fuego. Buena relación con el gobierno nacional.

La prórroga del subregimen de promoción industrial, tuvo mucho que ver a la hora del triunfo electoral, pero a un mes de ocurrido esto, la empresa Brigsthart no volvió a tomar a sus empleados, los textiles esperaron la inclusión en el régimen, que luego, sucedió; y las concesionarias automotrices siguen tratando de entender porque muchos modelos de autos pasaron a ser de alta gama y pagar un impuesto más.

Sonia Castiglione, Ministra de Producción, sostuvo que el decreto 727 /21 no se parece en nada a lo que el gobierno había enviado para que se aprobara, de hecho, el fondo fiduciario que se creara con las empresas electrónicas será manejado por el gobierno nacional.

Sonia Castiglione Ministra de Producción.

La conclusión es que, a pesar de la pandemia y los esfuerzos del gobierno provincial, quedaron muchas cosas por hacer, quizá la principal informar más claramente puntos de la gestión que preocupan, como el aumento de salarios de Jueces, legisladores e integrantes del Tribunal de Cuentas, estos últimos superan el millón 300 mil pesos. También las inequidades son notorias. Mucho para los estatales, todos los aumentos, mientras el sector privado sufrió y mucho tratando de sobrevivir a la pandemia y sus consecuencias. Es momento de hablar con los sectores productivos e impulsar a los emprendedores, pymes y comercios que mucho lo necesitan, escuchar a veces es importante, otra mirada, otra opinión, otro punto de vista. Destacamos la función de la Ministra de Obras públicas que ha trabajado de lunes a lunes y concretado muchas obras importantes.  El gobernador se ha mantenido alejado de todo contubernio político y hasta se podría decir que mantuvo un perfil bajo al momento de las discusiones por cuestiones políticas, si dejó claro que apoya a Alberto Fernández en cada una de sus decisiones.

Los tres municipios de la provincia.

En este punto debemos decir que casi como en un acuerdo tácito los tres municipios se manejaron de manera coordinada durante y después de la pandemia, los tres hicieron hincapié en la obra pública, los tres realizaron un tratamiento de los controles de pandemia que permitieron prevenir contagios y luego la vacunación, los tres han tenido un contacto más directo con la gente, han estado presentes y en particular en Rio Grande, Martin Pérez es quizá el que más destacó de los tres por su apertura, dialogo con los medios, contacto con la sociedad, obras necesaria, pavimento, salud, tercera edad, apoyo a emprendedores, y es de destacar la ayuda a emprendedoras, es la primera vez que más de 200 mujeres  reciben insumos para poder producir, el Mercado en tu Barrio fue un logro y su gabinete se mueve de manera ordenada y consistente, un dato no menor cuando los cambios aparecen por todos lados.

Martin Perez Intendente de Rio Grande.

Daniel Harrigton, se ganó, a fuerza de trabajo a los tolhuinenses y la ciudad mediterránea va cambiando, aun cuando queda muchísimo por hacer, pero ya se nota otra actitud, otra presencia, también es común verlo al intendente caminando por las calles de la ciudad, recorriendo obras y hablando con los vecinos, no así con la prensa, o por lo menos no con muchos medios, estos dos años por venir serán de mucho trabajo y seguramente ira por la reelección, algo que muchos dan por hecho.

Daniel Harrington Intendente de Tolhuín.

Finalmente Walter Vuoto, no es muy amante de las notas con medios de comunicación, prefiere el dialogo con la gente y a diario  el jefe comunal capitalino sale a la calle a recorrer obras o reunirse con vecinos de distintos barrios de Ushuaia a escuchar los planteos de los vecinos, es quizá el que más obra pública de los tres ha concretado.

Walter Vuoto Intendente de Ushuaia.

Ushuaia está a poco de ser una ciudad completamente pavimentada y la idea de embellecerla aún más, con intervenciones en parques, plazas y avenidas es notable, también se manejó muy bien en la pandemia, es el que más cambios de gabinete realizó y también el más acérrimo defensor de las políticas impulsadas por Cristina Kirchner, Máximo Kirchner y La Campora, en tal sentido sus apariciones públicas en actos siempre tienen como eje de sus discursos la figura de la vicepresidenta.

Aún faltan dos años para que estas gestiones finalicen y seguramente hay mucho que corregir, el balance no es positivo precisamente por esto, la economía sigue sin encaminarse, sin encontrar el rumbo, no hay un plan y la gente no puede aguantar mucho más, aun así, gobernador e intendentes coinciden en culpar al gobierno de Mauricio Macri como responsable de todo lo que hoy pasa en Argentina, este es un análisis que cada uno deberá hacer por cuenta propia porque la idea no es ponernos de un lado o del otro sino señalar lo que ocurre en las actuales gestiones y que se tome como una crítica constructiva y no como una cuestión personal, la idea sería  “pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”, parece una frase cursi, pero en este momento es más actual que nunca.

Armando Cabral

loading...