El INDEC anunció que la pobreza alcanzó al 42% de los argentinos y ya afecta a 19 millones de personas en el país

Buenos Aires 07/06/2021.- El dato prepandemia (segundo semestre de 2019) fue de 35.5% de la población. Así, el indicador acumuló un aumento de 6.5% en el primer año atravesado por la pandemia del coronavirus, lo que significó casi 3 millones de personas nuevas por debajo de la línea de pobreza.

Por la crisis económica y social provocada por la pandemia, la aceleración de la inflación -en particular del precio de los alimentos-, mayor desempleo y una abrupta recesión que lleva tres años en el país, la pobreza alcanzó al 42% de los argentinos, de acuerdo al número del segundo semestre de 2020 que publicó el Indec. Las personas bajo la línea de pobreza ya son 19 millones, lo que representa un aumento del 6.5% en el último año. A nivel nacional, la cantidad de personas bajo la línea de indigencia es de 4.7 millones por lo que ascendió a 10.5% y creció un 2.5% en comparación al año pasado.

Los niños son el grupo de edad más golpeado, casi 6 de cada 10 son pobres. Con exactitud, un 57.7% de las personas de 0 a 14 años no acceden a los ingresos suficientes para adquirir los bienes y servicios esenciales. El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 49.2% y 37.2%, respectivamente. En la población de 65 años y más hubo un leve aumento ubicándose en 11.9% bajo la línea de pobreza.

“Si no hubiera había políticas sociales de contención como el IFE o el ATP la tasa de indigencia podría ser de más del doble y la de pobreza superar el 50%”, dijo Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de 322 dólares, mientras la Canasta Básica Total promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los 553 dólares por lo que la brecha se ubicó en 41.9%. El informe remarcó: “no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del primer semestre de 2020, sino que la situación de las personas bajo la línea de pobreza empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la CBT”.

“La primera conclusión que surge al observar el mayor incremento de la indigencia es que se sigue profundizando la intensificación de la pobreza”, advierte el análisis que realizaron junto a Lozano las economistas Agustina Haimovich y Samantha Horwitz.

Las dos conclusiones centrales que sacan de estos datos son: que “el importante efecto del medio aguinaldo en la baja de la pobreza del tercer trimestre” indica “una mayor presencia de trabajadores asalariados formales en el conjunto de personas en situación de pobreza”. Y que “los datos de 47% en el segundo trimestre, 44.8% en el tercero y 45.3% en el cuarto exponen uno de los rasgos distintivos de estos resultados: el bajo impacto que está teniendo la recuperación de la actividad económica a la hora de traccionar una mejora en las condiciones de vida”.

 

Fuente:eleconomista.com.mx

loading...

Etiquetas: