La inocultable realidad y la nada misma como respuesta.

Rio Grande 14/04/2021.- Alguien dijo, los hechos son sagrados, los hechos son la prueba, las imágenes, los audios, los documentos, son el fundamento, los dichos son irrefutables, y están ahí, en cada archivo como una demostración de la forma en que naturalizamos todos y cada uno de los momentos de nuestras vidas, aun los más aborrecibles y despreciables.

La corrupción se justifica, la ignorancia se justifica, la soberbia se justifica, la inoperancia, la desigualdad, la inequidad, todo se naturaliza o todo pasa acá y en todo el mundo, y eso es suficiente, eso justifica la deplorable situación de Argentina en todos los ámbitos donde se mire con un poco de atención, siempre encontraremos algo que nos haga sentirnos tercermundistas, subdesarrollados y excluidos del mundo por nuestra culpa, por nuestra santísima culpa y sin atenuantes.

Antes nos referíamos a los datos económicos, y si bien siempre fueron alarmantes, en pandemia eso se agravó aún más, pero después de 1 año de esto, el pais está a punto de entrar en un callejón sin salida que no solo podría ser un desastre sanitario, sino también un desastre económico, cuyas consecuencias son inimaginables.

42% de pobreza es un número que asusta a propios y extraños, que de cada 10 niños/ñas 6 nazcan siendo pobres tampoco es un dato alentador, muy por el contrario, habla muy mal de quienes se autodefinen como “científicos”, no pudieron demostrarlo después de un año y cuatro meses, en ningún sector de la sociedad, 56.700 fallecidos desde que comenzó el virus, 20.870 casos positivos de covid-19, hoy 6 de abril de 2021, éxodo de empresas, 9 % de pérdida del salario real en 2020 y 2 millones de puestos de trabajo perdidos el mismo año.

Todo esto sin dejar de lado el vacunatorio VIP, en prácticamente todas las provincias, se vacunaron primero los funcionarios y después la gente, se robaron vacunas, desaparecieron dosis entregadas a un piloto de aerolíneas, más escándalos imposibles, si hubieran querido no lo habrían hecho tan mal, pero lo hicieron, y los hechos son sagrados, también lo son los resultados de las encuestas, que obviamente nadie les va a mostrar, porque ni una sola les da positiva. En una de las ultimas el 75% de los consultados jamás volvería a votar a este gobierno.

Pero la postura soberbia y la demostración de una ignorancia supina, no solo en economía, relaciones exteriores, política internacional, control de mercados, aliados políticos impresentables, también están en todos los archivos, no se puede hablar de traidores a la patria después de entregar parte de la Patagonia a los Chinos para construir una base militar, no se puede hablar de inclusión después de vetar el 82% móvil a los jubilados, sin embargo esto se ha naturalizado, si es natural, es normal, es común, no por nada somos el vigésimo pais mas ignorante del mundo, he aquí los resultados, este gobierno, estos funcionarios, ese discurso de la nada misma, esa postura de mirada por sobre el hombro como si fueran una superpotencia, cuando en realidad estamos fuera del mundo. Nuestra moneda no la acepta nadie, la gente se sigue yendo del pais, las empresas más exitosas ya se fueron, el desempleo crece, la pobreza creció 11,5% en un año, la indigencia, la carga fiscal aumentó casi un 40%, los sueldos son un chiste, en promedio la clase media argentina tiene ingresos por 500 dólares.

No queda nada por destruir, todo lo que se podía ya está roto, fundido, quebrado, o fuera del pais, como Galperin u otros que no tuvieron alternativa y sus inversiones hoy están en Brasil y México, generando trabajo y producción allí.

Argentina duele, Argentina se hunde irremediablemente en medio de discursos demagógicos, vacíos de contenido, llenos de fanatismo, plagados de ignorancia y desvergüenza, mientras el mundo nos mira azorados preguntándose ¿cómo es que les pasó esto?, la respuesta es sencilla, apostamos a no hacer nada, que el gobierno se haga cargo de todo y esperar sentados en casa la solución mágica, no ocurrió, no ocurre, ni ocurrirá, se los digo hoy con 61 años y después de ver desde el ojo de un medio de comunicación, 34 años de lo mismo.

Retroceso incesante, saqueo institucionalizado del estado, impunidad, carroñeros, y la realidad ignorada con la nada misma como respuesta. No es raro que solo hablen con los que ya tienen las preguntas anotadas, no podrían responder la pregunta más básica de un ciudadano de este pais. ¿Por qué?.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: