Los hechos son sagrados.

Rio Grande 10/03/2021.-Siempre decimos lo mismo, una cosa es que te cuenten lo que pasa y otra es verlo, los hechos son sagrados y cuando están ante nuestros ojos hay dos opciones se los ve y acepta y se trata de cambiarlos o solucionarlos o se los niega y se buscan culpables. La segunda opción es la más elegida por los argentinos, desde el presidente hacia abajo y así nos va.

Ángela Merkel dijo que eso de las herencias en la política no existe porque se supone que quien se postula para un cargo de presidente sabe cuál es la realidad de ese pais, sin embargo, en argentina la pobreza intelectual de la dirigencia política, las mañas y la absoluta impunidad de que gozan al obtener un cargo no ha llevado a uno de los peores desastres de la historia de este pais.

Ni se me ocurre por dónde empezar, pero el libro “El atroz encanto de ser argentinos”, que obvio no pretendo que lean, porque hoy ver pavadas en el celular es más importante, cuenta cómo fue que, de a poco nos convertimos en un pais tercermundista, periférico y subdesarrollado, cuando teníamos todo para ser un estado con muchas más opciones que esto que nos toca vivir.

Argentina entró en decadencia a partir de la década del 60, por el hecho de ser argentinos, por el “sálvese quien pueda”, el “no te metas”, el “por algo será”, y otras apreciaciones por el estilo que no hicieron más que comenzar a dividir a la sociedad entre aquellos que se esfuerzan, viven su trabajo, se sacrifican y la otra parte parasitaria que vio en ser político, la forma de vivir a costilla de los demás, así que desde de hace 5 décadas por lo menos estamos como estamos porque somos como somos.

Aumentando la pobreza, la indigencia, destruyendo la educación, la salud, la economía y todo lo que tocan.

Siempre digo esto, “el que jamás condujo ni siquiera un kiosco, no debería tener acceso a manejar un pais, el que no trabajó en su vida no puede decir cómo trabajar, el que jamás pagó un sueldo, no debe decirte cuando tenes que ganar, el que no sabe hablar no puede ser tu maestro, el que no es solidario, no puede pedirte que lo seas, el que no se sacrificó jamás, no puede pedirte que lo hagas ahora para ayudar a que ellos sigan cobrando sueldos escandalosos”.

Pero pasa y las prioridades están absolutamente cambiadas, en este pais, el Presidente acaba de inaugurar un mega estadio en Santiago del Estero, donde no hay ni siquiera un hospital y la excusa para eso fue “si Buenos Aires los tiene porque esta provincia no”, porque en esa provincia hay un 60% de pobres, sencillamente por eso. En Tierra del Fuego la ex Gobernadora Rosana Bertone compró un casino en 10 millones de dólares y no finalizó la ampliación del hospital de Ushuaia que tiene la misma capacidad desde 1991, el pensamiento es el mismo, la ideología va y viene, depende quien porte, la camiseta cambia sin ningún tipo de prurito, todo esto lo ve la gente no es que lo cuentan los medios.

Los pobres son el 50 % de la población de uno de los países más ricos del continente, los tarifazos los sufren todas las semanas los 45 millones de habitantes, pasajes, peajes, transportes, alimentos, medicamentos, prepagas, todo aumento un 50%, los sueldos están 10 puntos por debajo de la inflación, pero el promedio de gastos de un diputado hoy es de 1.500.000 pesos por mes solo en asesores y dietas

Los sueldos de la clase política van por ascensor y los de la gente por la escalera, pero lo gremios en complicidad con los gobiernos de turno no reclaman por eso, el caso de Baradell es emblemático, por no decir asqueroso, pero sus afiliados no dicen nada, hace dos años pedían 50 % de aumento, hoy con el 32 está todo bien. Impresentable.

En Tierra del Fuego el escándalo por un aumentazo del 80% duró en los medios un día, la gente no se movilizó ni hizo nada al respecto, los gremios tampoco, entonces ¿está bien lo que pasa?, ¿se naturalizó el saqueo?, los privilegios, el circulo de baba del poder tiene impunidad para todo.

La justicia perdió todo viso de credibilidad, acá y allá, acá con una elección de jueces del Superior Tribunal de Justicia que todos conocían con un trasfondo de beneficios compartidos entre políticos y letrados que roza lo escandaloso, todo esto está a la vista de todos, no es necesario que lo cuenten los medios, que por cierto no logran superar el 0,5% de injerencia al momento que el electorado tome decisiones a la hora de votar, casi por las mismas razones que las antes mencionadas. La liviandad, con que se tratan temas fundamentales para la provincia es preocupante y arrastrados por el choque y el robo la mayoría pasa de largo en lo importante para atender lo urgente, lo mismo que en los 90 pero con nombres más rebuscados, simbolismos, títulos rimbombantes como “lo que usted debe saber”, “una opción a la hora de informarse”, “el nuevo periodismo”, no hacen más que meter bajo la alfombra una falta de ideas, imaginación y conocimiento general, alarmantes; que permite que todo sea intrascendente, tratado por advenedizos, con las mismas mañas de los viejos que ya estamos a punto de retirarnos, cansados de ver tanta ignorancia dando vueltas y desfiguración de la noticia, y ni siquiera voy a preguntar que es noticiable o no.

Conclusión y yendo a los hechos, no tenemos ni siquiera un edificio legislativo propio, no hay edificios de los concejos deliberantes, no hay edificios municipales, coexisten los mismos que había cuando éramos territorio, no hay puerto en Río Grande, no hubo ni hay planificación urbana, no hay un edificio propio de la justicia en Rio Grande y en Ushuaia después de 30 años, aunque una parte se sigue alquilando, buen negocio para el locatario, el edificio de la fiscalía federal es el mismo desde hace 60 años, no hay una opción e ingreso y salida de Margen Sur desde que se construyó el único puente que une la ciudad con ese sector de la ciudad y la Ruta sigue alambrada y cerrada al transito.

Con cada nueva gestión se cambia el color de la ciudad pero los servicios siguen sin funcionar a pleno, barrios sin gas, sin agua, la existencia de aguateros me evita mayores comentarios, los edificios de las fuerzas de seguridad siguen siendo los mismos, no hay planificación a futuro por eso cada año lectivo faltan vacantes en las escuelas, las escuelas que se caen a pedazos, en los jardines de infantes pasa lo mismo y la oferta de soluciones habitacionales brillas por su ausencia y cuando las hay se las reparten entre amigos del poder o los gremios como paso con ATE en Ushuaia. Como vemos no ha cambiado nada y no va a cambiar mientras sigamos naturalizando el saqueo del estado y el desinterés por todo lo que pasa en el país ante nuestros ojos como si se tratara de otro lugar y no donde vivimos.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: