“La agremiación no atenta contra la función policial”, declaró Gorbacz

El diputado Leonardo Gorbacz anunció que el bloque del ARI va a presentar por segunda vez en el Congreso de la Nación el proyecto de ley para que los trabajadores de las fuerzas policiales y de seguridad puedan agremiarse. La iniciativa había sido propuesta en el 2004 por los Diputados Macaluse, Maffei y Ríos pero perdió estado parlamentario.

El diputado de ARI Leonardo Gorbacz anunció hoy en Buenos Aires que va a presentarse por segunda vez en el Congreso de la Nación el proyecto de ley que contempla la agremiación de los miembros de las fuerzas policiales y de seguridad. Esta iniciativa fue propuesta en el año 2004 por los diputados Eduardo Macaluse, Marta Maffei y Fabiana Ríos pero perdió estado parlamentario. “Estoy convencido de que con esta ley mejorarán las instituciones armadas, hay varias experiencias extranjeras que así lo demuestran como el caso de España, Francia, Italia y Alemania”, comentó Gorbacz.

El ARI le hizo llegar a los trabajadores de la policía de Tierra del Fuego una copia del proyecto que consiste en un agregado a la ley 23.551 de asociaciones sindicales. “Con esta ley pondremos límite a los permanentes abusos que sufren los trabajadores de la policía cuando peticionan por sus condiciones de trabajo o intentan denunciar hechos de corrupción, muchas veces son trasladados, dados de baja o postergados en sus ascensos sin que tengan posibilidad de reclamo”, reflexionó el parlamentario nacional.

El diputado explicó que el reciente fallo de la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, que ha denegado el derecho a agremiarse a los policías, plantea la urgente necesidad de contar con una ley clara que reconozca este derecho. “Plantear que no es necesaria la agremiación porque los reclamos se pueden canalizar en forma individual con nota a la superioridad es irrisorio. En tal caso ningún gremio tendría razón de ser”, agregó el arista.

El representante fueguino planteó que la agremiación no atenta contra la función policial ya que la defensa de los derechos laborales no habilita en ningún caso al incumplimiento de las funciones ni a la desobediencia de órdenes. Al respecto Gorbacz manifestó: “si las ordenes son abusivas o ilícitas es muy importante que exista un ente que apoye al trabajador que las desobedezca y le brinde el marco adecuado para realizar la denuncia correspondiente. Tal vez ese sea el temor de algunos que se oponen, ya que las asociaciones sindicales no sólo cumplen la función de defender los derechos laborales sino también de denunciar hechos de corrupción o mal desempeño de los funcionarios”.

El referente del ARI, quien se desempeño como psicólogo del Hospital Regional de Ushuaia durante 15 años, dijo que el trabajador policial se encontraba en una situación de enorme desprotección y continuo sometimiento a arbitrariedades, lo que se manifestaba en su estado emocional que en la actualidad se veía reflejado en algunos hechos de violencia y hasta suicidio de hombres de la fuerza de seguridad. “Tener a los policías silenciados sin posibilidad de defensa colectiva es funcional a la corrupción que impera en esas Instituciones”, añadió el funcionario.

loading...