Brutal avasallamiento en LRA 24 Radio Nacional Rio Grande.

Rio Grande 31/08/17 .- No se pude calificar de otra manera la medida tomada por el Director de Radio nacional Ushuaia, Sebastián Ferrari y director interino de la emisora local, al sacar del aire la programación de Fm 88.1 radio nacional Rio Grande y retransmitir lo que se produce en Buenos Aires.

La noticia ya está en todos los medios, pero como ex empleado de esa emisora no puedo menos que opinar al respecto y más aún cuando el federalismo pasa a ser una declamación y el unitarismo una realidad y la realidad es que hoy los empleados de la radio se encontraron con la novedad de que ya no estarán mas en FM y que solo podrán salir al aire a través de AM, no podrán competir con el resto de las emisoras locales, ni dar a conocer la información, ni nada de lo que produzcan aquí.

Todo vendrá de Buenos Aires, todo será manejado desde 3000 kilómetros de distancia, desconociendo la idiosincrasia, costumbres y cultura de nuestra ciudad y su gente.

Lo que está mal, está mal, no importa quien lo haga y esta es una muy mala decisión, es un avasallamiento brutal a nuestra ciudadanía, a los trabajadores de la radio, a sus oyentes y por sobre todo una luz de alerta que nos hace prevenir futuros actos de censura porque esto no se puede calificar de otra manera, es censura lisa y llana.

Se equivocaron de nuevo, y aunque den marcha atrás con esta medida repudiable desde todo punto de vista, queda demostrado como piensan algunos respecto del interior del país y qué importancia le dan a lo que tienen para decir.

Por último y quizá lo menos importante pero no menos indignante fue la forma en que se le informó a los trabajadores de la noticia a través de una nota sin explicaciones colocada en la sala de operadores.

No lo podían hacer peor, pero lo hicieron y la verdad hay que empezar a reflexionar sobre este tipo de actitudes, en forma profunda y seria para que no se repitan y esto se revierta. Mi solidaridad con los trabajadores de Radio nacional Rio Grande.

Armando Cabral