Alguien que puede dar fe del salariazo

Por Irina Hauser En 1989, cuando asumió como funcionario nacional del menemismo, Alberto Kohan sólo tenía una casa en Martínez. Una década más tarde, su patrimonio se había multiplicado por lo menos por diez. Para ese entonces, según la información que está en manos de la Justicia, tenía nueve inmuebles, tres embarcaciones y cuatro vehículos, tres de ellos Mercedes Benz. La Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (FIA) cree que es imposible que el ex mano derecha de Carlos Menem haya logrado tener todo eso con su salario estatal. Por eso le pedirá al juez federal Ariel Lijo, que ya lo investiga por enriquecimiento ilícito, que lo cite como sospechoso para que explique cómo se hizo rico.

Los investigadores calculan que al final del gobierno de Carlos Menem el patrimonio de Kohan superaba los tres millones de dólares sólo en propiedades, autos y barcos. Suponen que la cifra es mayor. Hay constancias en el expediente de que, por ejemplo, el ex funcionario solía hacer un promedio de cuatro viajes al exterior por año con toda su familia. La FIA, a cargo de Manuel Garrido, podría presentarse hoy en el juzgado de Lijo para pedirle que le exija a Kohan que justifique su patrimonio y sus gastos. Por las pruebas acumuladas, todo hace pensar que el magistrado no tardará en citarlo.
El enriquecimiento ilícito prevé hasta seis años de cárcel. A diferencia de los demás delitos, el imputado tiene que probar que no violó la ley. Es lo que los juristas llaman “inversión de la carga de la prueba”. Si Kohan no puede explicar ante el juez el origen de su patrimonio, entonces será indagado y quedaría a un paso del procesamiento.
El expediente sobre los bienes de Kohan es un desprendimiento de una vieja causa sobre juego ilegal en la zona de Puerto Madero, en la que aparecieron varias propiedades ligadas a él. El año pasado Lijo, cuando asumió en el juzgado (que estaba vacante), resolvió reactivar el caso y ordenó una veintena de medidas de prueba con la intención de rastrear más allá de lo que había en las declaraciones juradas. En la pesquisa también intervienen la FIA y el fiscal federal Federico Delgado.
Kohan fue secretario general de la Presidencia y ministro de Salud y Acción Social. Durante los seis años de la década menemista en que fue funcionario, su sueldo promedio rozaba los 10.000 pesos, de los cuales 4000 correspondían, a partir de 1995, a gastos protocolares.
Según la investigación judicial, a la que tuvo acceso Página/12, así fue engordando su lista de bienes durante los noventa:
– En 1989: lo único que tenía como patrimonio personal era una casa en Martínez, en Pasteur 629, que vendió en el año 2000 a 370.000 dólares.
– Entre 1990 y 1991: compra otra propiedad en la misma cuadra, adquiere una camioneta Pathfinder, un Fiat Uno y un vehículo Nissan Bayal.
– En 1992: suma a sus propiedades un inmueble más en Olivos y una parcela en un cementerio privado. También se compra una embarcación valuada en 15.000 dólares.
– En 1993: adquiere un departamento en avenida del Libertador 222 cuyo valor de escritura fue de 119.000 dólares. Vende el Fiat pero obtiene un Mitsubishi y un BMW cero kilómetro de 70.000 dólares.
– En 1994: Kohan incorpora este año una camioneta Land Rover y un Mercedes Benz, ambos nuevos. Salen de su haber el Mitsubishi y el Nissan. Compra, además, una moto acuática de 9000 dólares. Según sus papeles vendió la lancha, pero Prefectura informó que sigue a su nombre.
– En 1995: en el año de su regreso a la Casa Rosada, sus inmuebles ya eran seis porque añadió a la lista un departamento en Córdoba de 55.000 dólares de valor de escritura. Compra otro BMW por 77.000 dólares y se desprende de la Pathfinder. También adquiere una embarcación Blank Twin que aparece valuada en 142.000 dólares, aunque dos años después la vende a 162.000. A esta altura declaraba 25.000 dólares de dinero en efectivo.
– En 1996: compra un departamento dúplex en Coronel Díaz 2550. Según la escritura el valor era de 180.000 dólares, pero en el ‘98 constituyó una hipoteca por 450.000 dólares sobre esa misma propiedad. En su devoción por los cambios de auto, se hizo de otra Land Rover y se deshizo del BMW más viejo. Para entonces, declaraba dos cuentas en el banco Sudameris y otras tres, a nombre de su esposa, en el banco Provincia, con un total de 83.000 dólares. Además reconoce 105.000 pesos en efectivo, 80.000 en bonos y créditos por 85.000.
– En 1997: adquiere un departamento por 250 mil dólares en la torre Jefferson de Punta del Este.
– En 1998: se produce la famosa compra de la mansión de San Isidro, poco antes de dejar el Gobierno, que según la escritura tenía un valor de 1,4 millón de dólares. Según los cálculos de los investigadores el valor real por lo menos sería de 2 millones. Vende el Mercedes Benz y la Land Rover pero se compra tres Mercedes cero kilómetro que, en promedio, costaron 70.000 dólares cada uno. El inventario incluye también un Corsa del ’97. Declara 75.000 pesos en efectivo y agrega un plazo fijo en el Banco Nación por 76.000.
– En 1999: Hasta aquí, coincidente con el fin del reinado de Menem, llega por ahora la pesquisa pero podría avanzar. En este punto, según los datos que hay en la causa, Kohan tenía nueve inmuebles, tres embarcaciones, tres Mercedes Benz y un Corsa. En su haber también hay cerca de un centenar de armas, ya que es coleccionista.
La presentación que la Fiscalía Nacional está por hacer seguramente incluirá también el análisis de los gastos del ex funcionario. Apuntaría a mostrar incluso que los valores de sus propiedades podrían ser más altos que lo oficialmente documentado. Una línea de investigación aún no agotada se refiere a la adquisición dudosa de tres inmuebles en Puerto Madero a través de una firma Sabores, que Kohan integró unos días.
El delito de enriquecimiento ilícito le costó a María Julia Alsogaray una condena en el juicio oral a tres años de cumplimiento efectivo. El ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo fue procesado por no poder explicar su aumento patrimonial y va camino al juicio oral. Ahora le toca al ex secretario presidencial enfrentar a la Justicia.

Fuente pagina 12

loading...