Pagar impuestos con educación

Hasta el 31 de octubre las empresas pueden patrocinar escuelas. El monto de dinero entregado luego se puede deducir del pago de impuestos.

Las grandes empresas y las pymes tienen tiempo hasta el próximo 31 de octubre para pagar impuestos con educación. Lo pueden hacer de dos maneras: financiando proyectos de capacitación en recursos humanos y/o comprando equipamiento para establecimientos educativos. Por esa inversión, obtienen del Estado un certificado de crédito fiscal que podrán utilizar para cancelar diversos impuestos.

Estos programas de crédito fiscal son planes que financia el Estado para favorecer a la educación técnica, de nivel medio y superior no universitario; y además, para facilitar la inserción laboral de los desocupados.

El programa para este año, fue aprobado en julio por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). Las instituciones educativas, tenían hasta el 23 de agosto para presentar un proyecto de educación patrocinado por una o más empresas capacitadoras. Luego, hay tiempo de formalizar la presentación hasta el 31 de octubre próximo; también hasta esa fecha, las instituciones educativas que no cuenten con empresas patrocinantes podrán incorporarlas.

Por el régimen, se financian las acciones de capacitación y adquisición de equipamiento, realizadas por entidades del sistema educativo, de gestión pública o privada, que estén reconocidas por el Ministerio de Educación, y por los establecimientos que dictan tecnicaturas de la educación superior. De esta manera, las empresas podrán contribuir como “patrocinantes” al sostenimiento de escuelas o cursos de educación técnica; también, como “capacitadoras” para organizar cursos de capacitación.

Como requisito, las empresas que patrocinen, no tienen que registrar deudas ante la AFIP. El beneficio para las firmas consiste en la posibilidad de computar el certificado de crédito fiscal, que emite el Estado, para cancelar sus obligaciones impositivas; también, podrán transferir el bono por endoso para ser utilizado por los que reciben el certificado para el mismo fin.

Las Pymes podrán financiar proyectos por un importe equivalente al 8% del total de sueldos que estime abonar durante el año; mientras, que las grandes empresas por un importe equivalente al 8 por mil del total de los sueldos que liquiden.

Los otros actores del régimen son: los beneficiarios o personas que participan de actividades educativas como ser: alumnos, docentes, trabajadores y desocupados. También, están las entidades del sistema educativo que utilizan para capacitar el equipamiento de las empresas que adhieren al régimen.

Los proyectos tienen como tope de financiamiento para las actividades formativas 20.000 pesos, y para las inversiones en equipamiento: 100.000 pesos. El monto total fijado por el presupuesto de este año para el financiamiento de los proyectos de Educación—Trabajo asciende a un total de 9 millones de pesos.

Fuente Diario Clarin

loading...