La pandemia en el interior Segunda ola: los gobernadores están en alerta y extreman los controles sanitarios, Tierra del Fuego en zona de riesgo.

Buenos Aires 07/04/2021.- Las provincias se alinearon con el mensaje de la Casa Rosada para aumentar los controles de circulación y evitar aglomeraciones; pero no descartan un colapso sanitario.

En estado de alerta, con medidas restrictivas en marcha y una fuerte preocupación por el incremento de casos de Covid-19, la mayoría de los gobernadores de la Argentina se alinearon en las últimas horas con el mensaje de la Casa Rosada de acotar la circulación de gente aunque sin dañar más la alicaída actividad económica.

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero y los ministros del Interior y de Salud, Eduardo “Wado” de Pedro y Carla Vizzotti, respectivamente, mantuvieron una línea telefónica permanente en estos días con el interior del país para coordinar con las provincias las nuevas medidas de control sanitaria que se lanzarán desde el viernes en todo el país para amortiguar el impacto de la segunda ola de coronavirus.

 

“La idea es que la ministra Vizzotti siga monitoreando cada dúa y anuncie el estado de situación de cada distrito para instar a los gobernadores a tomar medidas urgentes y evitar el colapso sanitario”, explicó a El Cronista un funcionario de la Casa Rosada sobre el operativo que se montó con los gobernadores. Este plan marcha en paralelo al esquema de restricciones que se implementarán en el Gran Buenos Aires y la CABA.

Antes de emitir el decreto el viernes que viene con nuevas restricciones, la idea de Alberto Fernández es mantener una videoconferencia con los gobernadores de las provincias más afectadas por la segunda ola de Covid. Es que el presidente busca coordinar medidas con las provincias y establecer un control sanitario unificado. Los ministros Cafiero, Vizzotti y De Pedro formarán parte de esta videoconferencia.

 

El mapa de alerta sanitario que mostró hoy el Ministerio de Salud advierte que hay provincias en rojo donde empezaron a superar los niveles del 60 y 70% de ocupación de camas de terapia intensiva y los casos de Covid se potenciaron en las últimas horas. Más allá del AMBA, el rojo sanitario se observó también en localidades de provincias como Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Córdoba, Río Negro, Catamarca, Neuquén, Misiones, Santa Fe, Tucumán, Chaco y Mendoza.

Desde la Casa Rosada, en coincidencia con lo que opinan varios gobernadores, temen que haya un colapso del sistema sanitario en esta segunda ola. No faltan elementos para pensar así: este año no hay tanta ayuda financiera extra de la Nación a las provincias, existe un mayor desgaste social y las economías del interior están muy dañadas.

 

En este contexto, El Cronista realizó un relevamiento por diferentes provincias donde ya se alerta sobre medidas restrictivas que empezaron a tomar algunos gobernadores antes de que en el AMBA se limite la circulación y las actividades recreativas.

En Santa Fe, el gobernador Omar Perotti se mostró preocupado y transmitió un mensaje de alerta a la Casa Rosada ante el 69% de camas de terapia ocupadas y la cantidad de casos registrados en las últimas horas. Así, decidió extremar los controles en la calle y evitar al máximo la circulación nocturna aunque no cerrará actividades esenciales por el momento.

Desde Mendoza también hay alarma. El gobernador Rodolfo Suárez ya restringió la circulación entre las 00.30 a 5.30 y en los eventos en lugares habilitados con espacios cerrados sólo se permitirá hasta 50% de su capacidad y hasta un máximo de 250 personas. Allegados al mandatario dijeron que la situación es preocupante pero aún hay respuesta del sistema sanitario y destacaron que se busca bajar la circulación con el alerta sanitario dispuesto a partir de ayer.

 

El Ministerio de Salud de Tierra del Fuego mostró su preocupación por el aumento de casos en la isla y la llegada de cepas nuevas de Covid por lo que el gobernador Gustavo Melella dijo que se están llevando adelante diferentes acciones para contener la situación y extremar los controles aunque por ahora no limitará las actividades esenciales.

Algo similar ocurre en Santa Cruz donde se registraron 224 nuevos casos y la gobernadora Alicia Kirchner dispuso que toda persona que ingrese a la provincia deberá contar con un certificado de test de hisopado negativo de coronavirus o realizarlo a su ingreso al territorio a la vez que analiza medidas restrictivas de circulación.

El gobernador neuquino Omar Gutiérrez anunció ayer 10 nuevas medidas para frenar el aumento de casos coronavirus en Neuquén capital, que incluyen controles estrictos en el ingreso y egreso de la ciudad, en comercios y en el transporte público, la suspensión de las reuniones sociales y controles sanitarios aleatorios en vehículos, entre otras medidas.

La disparada de casos positivos de coronavirus en Córdoba despertó un alerta en la gobernación de Juan Schiaretti que ayer encomendó a la Ministra de Salud, Gabriela Barbás, a elevar los niveles de testeos y “medidas combinadas y focalizadas de acuerdo a la realidad epidemiológica de cada localidad”. No está previsto aun limitar allí las actividades esenciales aunque controlar más la circulación de gente en el transporte público.

Desde Rio Negro, allegados a la gobernadora Arabella Carreras dijeron a El Cronista que hay un 72% de ocupación de camas, hubo 223 nuevos casos en las últimas horas y se prevén restricciones de circulación entre las 2 y las 6 am.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, también extremó medidas y acordó con varios intendentes evitar las aglomeraciones, fiestas y eventos que hagan peligrar la situación sanitaria. La idea es que no se desborden los casos y colapse el sistema sanitario.

Las restricciones de circulación ante el avance del Covid también se empezaron a evaluar en provincias del norte que son fronterizas con Brasil, Paraguay o Bolivia. Es que de allí provienen las cepas de Manaos o de otros orígenes y temen que se disparen aún más los casos. Por ello, tanto en Salta, Jujuy, Formosa, Misiones o Corrientes se alertó a las fuerzas de seguridad a extremar los controles fronterizos.

La decisión del Presidente es que las provincias unifiquen criterios de acción y extremen los controles de manera que no haya un colapso sanitario. Pero también se sabe que este año, a diferencia de lo que ocurrió en el 2020, no habrá ayuda financiera extra de la nación para las provincias más allá de lo que es el plan nacional de vacunación. De allí, la necesidad de la Casa Rosada de que los gobernadores tomen conciencia y no dejen que se disparen los contagios en forma masiva.

Fuente: el cronista

loading...

Etiquetas: