Tratados como terroristas por esperar en el aeropuerto

Una situación mas que tensa vivio esta tarde el responsable de este portal cuando se encontraba esperando en el aeropuerto local a bordo de su vehículo particular la llegada de un familiar directo desde la ciudad de Ushuaia. Después de media hora de espera en el estacionamiento dos agentes de la policía provincial se apersonaron, solicitándole la identificación de manera poco amable, y cuando se les pregunto las razones de ese accionar respondieron “es que viene la gobernadora en el Arava y usted hace media hora que esta aquí esperando y como esta todo bastante pesado….., cualquier loquito puede hacer cualquier cosa”.

Atónito ante la actitud y de ser tratado poco menos que como un terrorista de Al Qaeda, por el solo echo de permanecer sobre el vehículo ya que la aerostación se encontraba cerrada, lo primero que se le ocurrió al sorprendido periodista fue alejarse del lugar, ante la posibilidad de que aparezca un grupo de efectivos a rodear el automóvil. Pero los agentes señalaron que no era necesario, luego de ver la cédula federal y que sobre el vehículo no había un arsenal, ni bombas, o granadas de mano, mucho menos lanza misiles. No obstante devio dar todos los datos personales y los de su familiar, y el lugar de trabajo
De mala manera y casi con prepotencia uno de ellos solicitó la documentación personal y después de un breve entredicho quedó absolutamente claro que en el aeropuerto no se puede permanecer mas de 5 minutos en el estacionamiento si viene la gobernadora y también entendemos que esta no es una actitud personal de los dos agentes que «cumplieron» con su deber sino que se debe a una orden que evidentemente parte de la jefatura de policía en una calara señal de psicosis que bien poco le hace a la ya mas que desorientada sociedad fueguina. Ni se nos ocurre pensar que podría ocurrir si por alguna razón cualquier ciudadano decidiera dejar su vehículo estacionado por algunos minutos en cercanías del domicilio particular de la mandataria. Indudablemente terminaría detenido bajo la sospecha de estar pergeñando un atentado.

loading...