El Gobierno aseguró que el sistema de salud está preparado para afrontar pandemia de Influenza

Autoridades de Salud pusieron en marcha el plan elaborado por el Comité Operativo de Emergencias a partir de confirmados los primeros casos en México. Junto al Ministerio de Educación, se acordó el cierre preventivo de 2 establecimientos escolares, y se pidió al Municipio de Ushuaia que haga lo propio con los polideportivos.

El Gobierno de la Provincia aseguró que los hospitales públicos de Tierra del Fuego están en condiciones de afrontar la contingencia generada por la aparición de la Influenza A H1N1, y que tras la confirmación de los dos primeros casos en la Isla se puso en marcha el plan diseñado por el Comité Operativo de Emergencias (COE) conformado a tales efectos.

En tal sentido, la subsecretaria de Salud Comunitaria, Nora Guastini, aseveró que “esto no es el producto de una improvisación de dos días, sino que hemos estado trabajando activa y prolijamente durante más de un mes; desde la aparición de los primeros casos en México”.

La funcionaria señaló que “lo que se hizo ahora no es más que poner en marcha una organización que venía siendo estudiada, y que antes no tenía ningún sentido ejecutarla porque no se registraba caso alguno en la provincia”.

Anotó inclusive que el último lunes “estuvimos recorriendo el hospital con uno de los expertos de la Nación que nos está acompañando, y que es especialista en sistemas de atención, y coincidió en que el nosocomio tiene una capacidad restante para atender a un número elevado de casos”.

Además, Guastini dijo que “tenemos pensadas distintas alternativas para las distintas etapas. Por suerte tuvimos la oportunidad de contar con un tiempo para la preparación, como para poder comenzar a poner en práctica el operativo a partir de hoy”.

El trabajo articulado con el sector privado de salud también fue enunciado por la profesional, quien aseguró que “ellos comenzaron a aplicar las mismas normas”.

Dos casos confirmados

Las autoridades de Salud y Educación confirmaron la existencia de dos casos de Influenza A H1N1 (gripe porcina) en Ushuaia vinculados entre sí, y otros sospechosos a nivel provincial; y advirtieron que no se descarta “la aparición de nuevos casos en Tierra del Fuego, porque es lo esperable en esta situación”.

La información fue dada a conocer este martes, en conferencia de prensa brindada en el SUM del Ministerio de Salud, por la subsecretaria de Salud Comuntaria, Nora Guastini, el secretario de Educación Daniel Masnú, la directora provincial de políticas socioeducativas Cristina Latuff, y un miembro del grupo de expertos del Ministerio de Salud de la Nación, Christian Hertlein.

Las autoridades anunciaron la creación de un circuito especial de atención las 24 horas del día a personas que presenten síntomas respiratorios en los hospitales públicos y por el momento, descartaron la modificación del calendario escolar.

Una situación previsible

Guastini aclaró que la situación “no nos sorprende”, y que desde la Cartera que integra “venimos trabajando desde hace un mes, y afortunadamente ya se han tomado muchas medidas, a partir de reuniones periódicas del Comité Operativo de Emergencias, a través del que venimos armando y desarrollando distintas acciones que ya estamos poniendo en marcha en esta contingencia”.

Recalcó que la Provincia está en condiciones “de afrontar el aumento del número de casos, a partir de este momento”, y agregó que “a partir de gestiones realizadas ante la Nación, podemos contar con un grupo de expertos que nos están acompañando en la toma de decisiones necesarias”.

En ese marco, reconoció que “algunas medidas tendrán cierto impacto social”, pero remarcó que las mismas “son necesarias de adoptar”.

Acciones realizadas

Frente a esta contingencia, los funcionarios avisaron que “se determinó el cierre preventivo del Colegio del Sur, de la Escuela Experimental Los Calafates, y de un taller de idiomas vinculado a alguno de estos casos”.

En cuanto a los casos sospechosos, se indicó que las muestras están en proceso de estudio, viajando al Instituto Malbrán para su evaluación.

“Además se está trabajando con los contactos, y en el estudio de los potenciales casos sospechosos que pudieran haber, desde Epidemiología, y en articulación con Atención Primaria”, añadió.

Guastini explicó también que “gestionamos ante las autoridades de la Municipalidad de Ushuaia el cierre preventivo de los polideportivos municipales, donde habría circulado algunos de los casos en estudio, y debido a que constituyen centros de concentración de población estudiantil, que es la más susceptible de contagio por el grupo etario al que pertenecen”.

También se resolvió al cierre de los gimnasios dependientes del Gobierno provincial, por igual motivo.

La funcionaria destacó, por tanto, “el apoyo inmediato de las autoridades del Municipio de Ushuaia”, e informó que la misma respuesta se obtuvo del intendente de Río Grande, Jorge Martín, con quien se reunió en la misma jornada la ministra de Salud, María Grieco.

Guastini comentó que “también se puso en práctica lo planificado previamente con las autoridades del hospital, y se estableció un circuito especial de atención de personas que presenten la enfermedad tipo Influenza, es decir con un cuadro gripal, fiebre, problemas respiratorios, etc.; quienes deberán ingresar por una puerta habilitada en la calle Fitz Roy, a un sector especial donde se mantendrá el aislamiento respiratorio para contener la transmisión del virus en el nosocomio”.

El horario de atención en este servicio especial se brindará durante las 24 horas del día, “con modalidad de guardia y demanda espontánea”.

“El resto de las actividades del hospital continuarán normalmente, y el ingreso de las personas que no tengan enfermedades respiratorias entrarán por la puerta habitual, o por las dos guardias, pero transitarán por el hall central”, sostuvo, y que los turnos programados “siguen manteniéndose normalmente”.

Están llegando insumos de refuerzo

La profesional confirmó que este martes “llegaron insumos para reforzar los ya existentes en la Provincia, de manera que podamos tener un stock suficiente en materia de elementos de protección, de diagnósticos, y medicamentos”.

Asimismo, dio cuenta de “una transferencia extraordinaria de fondos a la Provincia, por la suma de 500 mil pesos, para afrontar el plan de contingencia en todas sus etapas”.

La Subsecretaria de Salud Comunitaria valoró el trabajo “de todo el personal del hospital y centros de salud, que ha constituido las brigadas para hacer atención personalizada de las distintas situaciones”.

Consejos para tener en cuenta

La funcionaria recomendó a la población “que refuerce las medidas de prevención”, porque “cada uno de los miembros de la comunidad tiene un rol fundamental” para combatir el brote de la enfermedad.

Precisó que las medidas consisten en “lavado frecuente de las manos; mantener ventilados nuestros ambientes, porque en Tierra del Fuego suelen ser muy calefaccionados y cerrados; taparse la boca al toser y estornudar utilizando pañuelos descartables. De no contar con estos, hacerlo con el pliegue del codo”.

Aconsejó que “ante la presencia de fiebre, los niños no deben ir a la escuela y los adultos no ir a trabajar”, y que no se viaje “a lugares donde existe transmisión sostenida del virus”.

“Si alguien vino de esas zonas le vamos a pedir un aislamiento voluntario de unos días, hasta tanto disminuya el riesgo de que la persona haya contraído el virus”, adelantó.

Las autoridades provinciales pidieron además “la solidaridad de los distintos medios de comunicación, difundiendo el parte diario que emitiremos todos los días, como se viene haciendo en otras regiones del país y del mundo, con relación a este tema”, y recalcaron que dicho informe tendrá carácter “único” en este asunto, y que se brindará a las 10 de la mañana de cada día “para evacuar todas las dudas que haya, y mantener a la población informada en forma permanente”.

Un accionar con respaldo de la Nación

Por su parte, Christian Hertlein, responsable de la Dirección de Epidemiología de la Nación, consideró importante señalar que “frente a una epidemia de este tipo, las medidas que se van a adoptar, en este caso el cierre de algunas escuelas, son sostenibles siempre y cuando no haya una circulación importante de enfermos en una comunidad”.

En ese sentido dijo que como los casos que han aparecido hasta el momento tienen vinculación entre sí “indica que se trata de un foco, o una serie de casos con relación directa”.

“Distinto sería si se confirmaran otros casos que no tengan relación entre sí”, anotó, para señalar por tanto que “por ahora este tipo de medidas sirven para controlar la situación”, y que “esto es lo que está recomendado por la Nación, de trabajar precozmente con lo que se denomina ‘distanciamiento social’, y que implica que las personas que puedan estar incubando la enfermedad queden un poco recluidas y sin contacto con población sana”.

El especialista aclaró que la Argentina no está exenta de “pasar a una situación similar a la de Chile, que por la tanta cantidad de casos que registra ya no tiene sentido cerrar escuelas, porque tendría que cortar con la educación en todo el país”.

“Así que prefiero hablar de qué es lo que se puede hacer ahora en Tierra del Fuego que estamos a tiempo de prevenir una situación de ese tipo”, manifestó, “pero impedir que aparezcan casos nuevos es prácticamente imposible a nivel mundial, así que ahora no nos queda más que trabajar en la prevención, de manera que los casos sean solapados y no se registren picos muy altos que compliquen la atención en los hospitales”.

Finalmente, subrayó que “el hecho de que Tierra del Fuego sea un destino turístico “con mucho movimiento, y además la característica de compartir frontera con Chile, le da un plus de riesgo mayor todavía”.

loading...