Dicen que el desempleo continuará este año por debajo de los dos dígitos

Lo afirmaron analistas económicos y sociólogos, quienes coincidieron en que el índice e mantendrá así más allá de que la creación de empleo pueda resultar menos intensa en los meses siguientes. El análisis surge luego de que el presidente Kirchner adelantara que la tasa de desempleo se ubicó en 9,7 % al término del primer trimestre. Analistas económicos y sociólogos coincidieron en destacar que el índice de desocupación se mantendrá a lo largo de este año por debajo de los dos dígitos, más allá de que la creación de empleo pueda resultar menos intensa en los meses siguientes.

El análisis surge luego de que el presidente Néstor Kirchner adelantara que la tasa de desempleo se ubicó en el 9,7 por ciento al término del primer trimestre, período en que, generalmente, se registra una alta desocupación por razones estacionales.

De confirmarse esta cifra -el INDEC tiene previsto divulgarla el 22 de mayo- la tasa es 1,7 puntos porcentuales inferior a la de igual período de 2006 -que fue del 11,4 por ciento- y superior en un punto a la del cuarto trimestre del año pasado, cuando, con una tasa del 8,7, se estimó que los desempleados eran 1,5 millones.

Ante estas cifras, el sociólogo del CONICET Julio Testa destacó que durante los últimos años “la baja de la tasa de desempleo fue bastante rápida, acompañando la tasa de crecimiento de la economía”.

Desde 2003, el Producto Interno Bruto (PIB) viene creciendo a una tasa del 8,5 por ciento anual, mientras que la desocupación pasó de 17,8 por ciento ese año al 8,7 a fines de 2006.

Como se proyecta un crecimiento del 7,0 por ciento del PIB para este año “es sostenible que la desocupación se mantenga en un dígito”, dijo Testa en declaraciones. En similares términos se pronunció en especialista Julio Neffa, del Centro de Estudios de Investigaciones Laborales, dependiente del CONICET para quien “todo hace esperar que, si el ritmo de crecimiento continúa, el desempleo es altamente probable que se mantenga debajo de los dos dígitos”.

Más arriesgado resultó el pronóstico del economista Miguel Bein, para quien “si la economía sigue creciendo al ritmo actual, es posible que a fines de 2008 haya porcentajes de pleno empleo”. El concepto de “pleno empleo” Bein lo utiliza para un nivel de desocupación que ronda el 7,0 por ciento, contra el 4,0 por ciento que utilizan los europeos.

Claro que esta opinión no es compartida por todos, así Testa advirtió que si bien existió una “fuerte correspondencia” entre el aumento de la producción y la baja del desempleo “de aquí en adelante la velocidad no será tan rápida”.

Consideró que “aún sigue siendo muy elevado el nivel de trabajo en negro” que según el INDEC ronda el 43 por ciento de los asalariados, y porque estimó que la economía “no puede crecer todos los años a tasas del 8,0 por ciento anual”.

Para Neffa, existe un problema en el modelo productivo, que conspira con la creación de mµs empleo. Explicó que la mayor inversión de capital expulsa mano de obra “como ha pasado en el campo y en las grandes empresas que invierten en tecnología”, y que por eso “hay que alentar el desarrollo de las Pymes, que utilizan mas mano de obra que capital”.

Además, la reciente reactivación se basa, en gran medida en la construcción, “que si bien genera empleo, después no permanece”. “Distinto es invertir en una fábrica, que permanece y que siempre necesitará obreros para hacerla trabajar”, dijo Neffa en declaraciones a Telam.

Por su parte Bein, en declaraciones a la prensa, sostuvo que si la desocupación no baja de un “piso” del 7,0 por ciento se debe a la falta de capacitación de los potenciales empleados.

En este sentido consideró que será “necesario que la mano de obra desempleada pueda acceder a planes de entrenamiento a uno o dos años y así acceder al mercado de trabajo”.

Neffa coindició en la falta de capacitación como un impedimiento para acceder a nuevos trabajos, sin embargo destacó que “los empresarios hacen muy poco para capacitar” a nuevos empleados. Explicó que durante la década de los 90 “se perdieron muchos trabajos y competencias.

Cuando una persona estáa mucho tiempo desempleada hay un cambio tecnológico que lo va dejando cada vez mas afuera”. Por eso destacó como “dos medidas positivas ” la implementación del Seguro de Capacitación y Empleo, que recibe a beneficairos del Plan Jefas y Jefes de Hogares para ayudarlos a capacitarlos y buscar un empleo, junto a 150 oficinas municipales que comenzaron a funcionar como buscadoras de empleo.

loading...