Los intendentes tienen que asumir el rol que les compete y que es defender los recursos municipales

El legislador por el Ari, José Martínez, opinó sobre la desición de Gobierno de no coparticipar la deuda histórica de las petroleras a los municipios y dijo “las deudas de las petroleras, en este caso que se ha pagado a cuenta, son por ingresos brutos y sellos, estos impuestos son coparticipales. No se puede hacer el planteo del Gobierno porque por un lado está prohibido por las leyes vigentes y por otro lado, creemos que los intendentes no tendrían que tomar una posición mediática de petardeo, sino una posición más activa de ir a discutir conjuntamente con el gobierno estos recursos que no solamente son de la provincia, sino también de los municipios porque son coparticipales».

Martínez sostuvo que la actitud de los intendentes es cómoda, facilista y de escándalo mediático y, que no están cumpliendo el rol que tienen que cumplir, que es preservar los fondos municipales que son del pueblo de Ushuaia y de Río Grande.
“Los intendentes tienen que asumir el rol que les compete y que es defender los recursos municipales”, enfatizó el parlamentario y agregó, “esto es no dejar en mano del Poder Ejecutivo ésta política claudicante que llevan adelante con las empresas petroleras y en este marco tenemos que empezar a reestructurar toda una cuestión de visión de cómo se va a desarrollar la provincia de Tierra del Fuego a futuro.
Asimismo el arista señaló que “si seguimos con este esquema de discusiones mediáticas donde no se discuten los ingresos, dónde únicamente se discute como se distribuye el gasto, vamos a llegar a un cuello de botella que ya lo están anunciando tanto Garramuño como el Ingeniero Martín que, de ser Gobierno en el 2007, el ajuste va a ser inevitable”.
Finalmente indicó Martínez que los intendentes están sabiendo que se está generando una situación explosiva, “que puede llegar a traer lo que ya hemos vivido en la provincia y, que no solamente afectó a los empleados públicos sino a la actividad económica en general, la Ley de ajuste 278 del 96 o la Ley del ajuste 460 del 2000, y a esto creo que se está apuntando y se sigue haciendo lo mismo, se sigue usando tanto el Estado provincial como el municipal, como cotos de poder para sus intenciones reeleccionistas sin planificar una provincia y ciudades a futuro”.

loading...