Kirchner pone el acento en la economía en su discurso ante el Congreso

Destacó la recuperación luego del momento más duro de la crisis. Y la mejora de las cifras estadísticas que, dijo, “parece entristecer a muchas voces opositoras”. Remarcó que el país “todavía no salió del infierno” y admitió que todavía quedan cosas por hacer

El presidente Néstor Kirchner realiza en el Congreso un discurso de balance de su gestión, ante un Parlamento en el que el oficialismo pisa con fuerza. En los primeros tramos, advirtió que Argentina “todavía no salió del infierno” y reivindicó los logros de su Gobierno, aunque remarcó que todavía quedan cosas por hacer.

Con una demora de algunos minutos a lo que estaba previsto, Kirchner llegó cerca de las 11 al Congreso para abrir el 124º período de sesiones ordinarias.

Todo indica que en sus palabras ante senadores y diputados, el Presidente tendrá una recepción bastante más crítica de parte de los legisladores de la oposición que la que merecieron los mensajes que el Presidente dejó los años anteriores. En todo caso, Kirchner tendrá en cambio una actitud complaciente por parte de la cómoda mayoría oficialista de senadores, y de los diputados kirchneristas, que desde el miércoles cuentan con algunos nuevos aliados.

Entre otros temas, el Presidente habla del crecimiento sostenido del país, la disminución de la pobreza y de su ilusión de que baje el desempleo a un dígito (ayer se difundió que llegó al 10,1%). También, del mayor presupuesto de educación y el hito que significó la liquidación total de la deuda con el FMI; el no aumento de las tarifas domiciliarias en tres años, los cambios en los planes sociales y, probablemente, el lanzamiento de un seguro de desempleo.

Todavía no hubo definiciones sobre asuntos más ríspidos, como el conflicto por las papeleras con Uruguay y la pelea contra la inflación.

La Asamblea Legislativa había sido abierta a las 10.35 por el presidente del Senado, Daniel Scioli. Siguiendo el estricto protocolo, en forma inmediata el titular de la Cámara, Alberto Balestrini, procedió a izar la bandera nacional, como se realiza en todas las deliberaciones.

Afuera, a las puertas del Congreso, detrás de las vallas, se agolpaban algunas decenas de personas con prolijos carteles que daban cuenta de su procedencia, como algunos del intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, o del flamante subsecretario Luis D’Elía y de su Federación de Tierra y Viviendas. También era notoria la presencia de pancartas de la CTA.

FUENTE WWW.CLARIN.COM

loading...