Extraer crudo se hace más difícil

Las plataformas offshore de petróleo y gas se construyen para sobrevivir sin graves daños lo que se conoce como tormentas de “una en cien años”, es decir, un huracán tan fuerte que ocurre sólo una vez cada cien años.

El huracán Iván arrasó el Golfo de México hace un año, generando las olas más grandes de la historia de la región como parte de una tormenta que, según los pronósticos, ocurre sólo una vez cada 2.500 años. Devastó el Golfo, la principal zona productora de energía de EE.UU.

Cuando ingenieros, oceanógrafos y autoridades se reunieron en julio en una conferencia del American Petroleum Institute en Houston para discutir modos de mejorar la infraestructura del Golfo, supusieron que tendrían tiempo para trabajar en los problemas. Pero llegó Katrina.

“Estamos presenciando cada vez más eventos de cien años. Ocurren más seguido, incluso cada pocos años”, señala Jafar Korloo, quien diseñó, construyó y manejó plataformas offshore para Unocal, la petrolera hace poco adquirida por Chevron. “Hay que subir la valla.”

También las apuestas. Las cuencas productoras más antiguas de Texas y Oklahoma vienen declinando desde hace años; algunas regiones en tierra que son potenciales productoras de petróleo del país son desaprovechadas.

Mientras tanto, se extrae más petróleo y gas del Golfo, que comenzó a explotarse hace medio siglo y que hoy representa casi un tercio de la producción del país. Y el grueso de esa produc ción se concentra en no mucho más de una veintena de plataformas, cada una de las cuales cuesta entre 1.000 y 2.000 millones de dólares.

“Casi todas las definiciones de eventos centenarios son anteriores a los huracanes Iván y Katrina”, explica Bob Hamilton, vicepresidente de Woods Hole, un grupo de ingeniería oceánica de Massachussets. “A esta altura, ¿sirven los criterios actuales sobre fenómenos centenarios?.”

Después del Katrina, como después de otras tormentas devastadoras en el Golfo (Betsy en 1965, Camille en 1969 e Iván en 2004), las petroleras están replanteando su manera de operar offshore. Pero esta vez las preguntas son más difíciles.

TRADUCCION DE SUSANA MANGHI

loading...