Prensa – Comunidad Homosexual Argentina EL HOSPITAL GARRAHAN DESECHA LA SANGRE Y LAS PLAQUETAS DE LOS HOMOSEXUALES

Mierc 29/07/2020.- A partir de la denuncia de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) ante la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Dra. Elizabeth Gómez Alcorta y el Ministro de Salud de la Nación, Dr. Ginés González García y su difusión, hemos recibido más denuncias, una de ellas de Daniel, ex donante del Garrahan, que después de ser donante de sangre y plaquetas durante más de 13 años, le dijeron que no vuelva por las recomendaciones de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC).

César Cigliutti, presidente de la CHA, declaró que “El testimonio de Daniel es sumamente doloroso por lo injusto. Cuenta que en mayo de 2007 empezó a donar sangre y a las semanas plaquetas para los niños y niñas del hospital Garrahan. En esa época estaba vigente la Resolución anterior que excluía a las personas que hayan tenido relaciones con otra persona del mismo sexo, pero se aceptaba sin embargo y con preferencia, la sangre de donantes heterosexuales en pareja estable y monogámica. Daniel, que es gay y siempre practica sexo seguro y tiene pareja estable, donó sangre y al igual que toda la sangre donada fue sometida a testeos . Se sintió seguro el 16 de septiembre de 2015 cuando leyó en los diarios que la Resolución N°1507/15 del Ministerio de Salud terminaba con la homofobia en la donación de sangre. Hace unos meses lo llamaron por teléfono el día antes de la extracción, como era la rutina, para confirmar su asistencia. Atendió su pareja y le dijo que Daniel estaba en el patio con amigos. Ella le preguntó con quién estaba hablando y le contestó “con la pareja”. Al día siguiente cuando llegó al hospital, una de las enfermeras le informó que antes fuera a la oficina de la jefa del servicio de hemoterapia. Después de casi 13 años todos se conocían y tenían una muy buena relación. La jefa le preguntó si era homosexual y ante la respuesta afirmativa le dijo que él estaba poniendo en riesgo la vida de los niños y las niñas del hospital. Daniel le explica que cumple con todos los requisitos médicos para ser donante y eso lo certifican los análisis que se realiza habitualmente, tanto él como su pareja. La funcionaria le dijo que ella sigue las recomendaciones de la Asociación Argentina de Hemoterapia y que prefiere desobedecer la ley aplicando un criterio que considera más restrictivo antes que poner en riesgo la salud de los pacientes. Daniel no hizo la donación pues ella le advirtió que sus plaquetas podrían ser desechadas. Daniel vive a 400 km de la Ciudad de Buenos Aires, en un pueblo cercano a Santa Teresita. Viajaba 2 veces al mes durante la noche y llegaba a la madrugada. Estaba 1 hora y media conectado a una máquina. Antes le inyectaban anticoagulantes que le ocasionaban efectos secundarios durante horas. De las más de 200 extracciones sus plaquetas ayudaron a más de 1.000 niños y niñas. Su acto generoso, voluntario y seguro fue respondido por un no. Nos dijo textualmente “a mí lo que siempre me interesó fue ayudar a los niños del Garrahan” María Laura Olivier, Secretaria de la CHA, dijo que en los criterios para la selección de donantes del Ministerio de Salud de la nación se resalta que: “Una injustificada exclusión de donantes no implica una mayor seguridad transfusional, todo lo contrario. La exclusión de corta duración, por problemas de salud muchas veces banales, tiene un efecto negativo sobre los donantes y sobre sus contactos, esto ocurre especialmente entre los donantes de primera vez. Si los diferimos por una causa basada en sentimientos y no en evidencias muchos de ellos no volverán. El diferimiento temporal es la razón psicológica que los hace auto-excluirse de la donación. Hay numerosos estudios publicados que muestran los efectos nocivos que las exclusiones tienen sobre los potenciales donantes y que los llevan a auto-excluirse de por vida. Un objetivo prioritario de los Bancos de Sangre es reducir al máximo las exclusiones sin criterio clínico y científico. La violencia hacia Daniel carece además de criterios científicos y es contraria a las leyes de esta democracia. Él ya está preparando una denuncia judicial, pero la homofobia de la Asociación Argentina de Hemoterapia no puede quedar impune.”

loading...

Etiquetas: