7 de junio Día del Periodista: Periodismo y no relaciones públicas.

Sab 06/06/2020.- Después de muchos años de trabajo en los medios de comunicación de Rio Grande, radio, televisión, diarios y ahora en mi propia página de internet debo decir que la situación no ha cambiado demasiado desde que empecé hace 32 años, precarización laboral, pocas opciones para el lector, oyente de radio o televidente, la coyuntura diaria es difícil de eludir y mostrar el escenario completo de la realidad que nos toca vivir es casi un riesgo cuando las falsas noticias o los militantes solo reaccionan con el insulto o la descalificación solo por pensar distinto. Paginas anónimas, “periodistas” anónimos, competencia desleal, todo eso metido en la misma bolsa.

La idea es hacer una autocrítica como trabajador de los medios de comunicación, y entender que los errores son muchos y tratar de enmendarlos en el menor tiempo posible, pero la situación es muy complicada y más que nada por la proliferación de información falsa, no voy a usar términos en ingles eso me parece una burrada, gente que sube todo a las redes, los que fabrican una información, los que trabajan para un determinado sector y se dedican a destruir la imagen pública de personas y sus familias sin que nada importe, eso no forma parte del periodismo, pero muchos creen que si y los que debemos dar explicaciones somos los que ponemos la cara todos los días. Si a eso le sumamos a quienes replican todo lo que ven en las redes y lo suben a las suyas convirtiendo cualquier cosa en una noticia, todo es aún más complicado, porque desde el anonimato nadie se hace cargo de nada.

Esa lucha diaria por ser creíble, los más objetivo posible y darles espacio a todas esas voces que no la tienen en otro lado hace la diferencia, también la selección de la información que se publica, no todo es importante ni todo deja de serlo, pero recurrir al sentido común, es al menos en mi caso, una forma de estar más cerca del lector y no de los funcionarios, o sectores de poder que pudieran influir de alguna forma en lo que se publica.

Quizá por eso este medio tiene mucha información económica y un espacio para la seguridad, o la información sobre medio ambiente y una columna de opinión firmada que nos ubica en determinado sector del pensamiento, nos identifica, nos da una doble responsabilidad.

Nuestra frase de cabecera es “ni mejores, ni peores diferentes”, seguramente no somos los más leídos, ni los mejores, ni somos el New York Time, sino estaríamos en otro lado, pero desde este humilde lugar tratamos todos los días de poner un poco más para que ustedes ahí del otro lado tengan una opción, otra mirada, una lente distinta desde donde se pueda ver el escenario completo de la situación que nos toca vivir, y que no es fácil, no solo por lo que mencionábamos antes, sino porque también y al igual que el resto de los mortales, quienes, como yo somos autónomos, tenemos que salir a buscar el mango todos los días, y vivimos al día, dependiendo de los pagos cuando nuestros auspiciantes, que se encuentran la misma condición en su mayoría, puedan pagarnos, no es muy diferente la situación de colegas en relación de dependencia.

Entonces el periodismo bien entendido es una lucha diaria con aquellos que creen que todos somos hegemónicos, capitalistas, gorilas, o maristas, porque nos negamos sistemáticamente a poner lo que ellos quieren que pongamos, o que caigamos en lo diario, local o de cabotaje, como decimos en los medios, por eso para nosotros “El periodismo es decir lo que nadie quiere que digas, lo demás son relaciones públicas” gran verdad de George Orwell, y muy difícil de sostener en estos tiempos de juicios públicos a periodistas, de insultos y agravios de todo tipo como los de Eugenio Saffaroni, ““Los medios de comunicación son un partido único como el de Hitler” y esta es solo una, Hebe de Bonafini, realizó un juicio público y lanzo escupitajos a las fotos de periodistas en la Plaza de mayo, en fin no son buenos tiempos para quienes elegimos el camino difícil, mantener una línea editorial, respetar al lector, cuidar y respetar los derechos y obligaciones de un trabajador de prensa y seguir adelante a pesar de todo, ADEPA repudió enérgicamente lo de Saffaroni, pero saber que piensa así y actúa en consecuencia tratándose de un ex integrante de la Corte Suprema de justicia de la Nación, debería llamar a la reflexión a más de uno, lo que en este país no está pasando.

Aun así y desde este lugar que nos toca ocupar, feliz día del periodista para todas/os quienes desarrollan esta profesión y cada día se levantan a dar lo mejor de sí y ser un poco mejores cada uno desde su lugar.

Gracias infinitas a lectores y auspiciantes, muchas gracias.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: