No es la grieta, es la brecha.

Mart 05/05/2020.- En los últimos días hemos escuchado hablar y mucho de la grieta, pero donde se habla no es en el congreso, ni en la Unión Industrial Argentina, ni entre los empleados del estado, es entre los que menos tienen o no tienen nada.

Hablar de la grieta en Argentina le ha dado resultado a algunos durante un tiempo, pero no se puede mentir a todos, todo el tiempo, hoy millones de argentinos entendieron quienes aprovechan la grieta o el milenario “divide y reinaras”, mientras ellos la pasan bárbaro.

Quienes? Los industriales que siempre acuerdan de alguna manera para seguir ganando con el poder de turno, los políticos que en su gran mayoría solo están ahí por los exorbitantes sueldos por hacer muy poco o nada, mientras cada uno de los que somos autónomos, monotributistas, o independientes tenemos que intentar sobrevivir, en la cúpula eso se ve como un problema, pero es un problema de 40 años, no empezó ayer.

Pero mientras los que creían que era magia y que todo se iba a solucionar, hoy se dieron cuenta que ya no alcanza con echarle la culpa a la pesada herencia, porque millones ya se dieron cuenta de donde viene el problema, quien lo generó y cuáles son las consecuencias.

35 % de pobreza, 60 % de pymes fundidas, millones de desocupados, industrias quebradas, caída de un 31 % de la recaudación a nivel nacional, endeudamiento con el FMI, economía cerrada, fuera del MERCOSUR y con una fuerte emisión de moneda que genera una inflación de la que aún no sabemos cuál será el techo.

Es dable señalar que no todos son lo mismo, ni todas las provincias se manejan de la misma manera, pero hay ejemplos como Tucumán, Jujuy, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, lugares donde la pobreza no empezó con la pandemia, las muertes por desnutrición vienen de décadas, pero hay un clara intención de invisibilizar todo esto desde el ámbito político, pero los problemas siguen, están ahí.

En Tierra del Fuego a diario vemos como se distribuyen 20 mil bolsones de alimentos, eso trasladado a un grupo de 4 personas significa que sobre una población de 200 mil habitantes, 80 mil están siendo asistidos por el estado.

Pero al sector privado la ayuda no le llega, según la Unión de Comerciantes, solo se aprobaron 3 carpetas de ayuda financiera para comercios de Rio Grande, los créditos extra bancarios no están llegando y los negocios cierran sus puertas todos los días, pero en la base de toda esta pirámide todo esto no se explica, ni se pone en agenda como el gran problema que es y que lejos de solucionarse empeora día a día.

La grieta no está arriba, pero la brecha si  está abajo entre quienes peor lo están pasando, echándole la culpa a uno u otro, buscando responsables en la historia reciente, sin mirar desde hace cuánto tiempo venimos con esto que no es ni más ni menos que un serio problema económico que los ha perjudicado cada vez más, con políticas básicas y tan perjudiciales como el permanente aumento de impuestos, somos el país con mayor carga fiscal de Latinoamérica, pagamos 50% de impuestos por cada cosa que compramos y esos impuestos municipales, como inmobiliario, automotor, barrido, limpieza, provinciales, como ingresos brutos, impuesto a los sellos, impuesto a las ganancias, , aporte solidario, congelamiento de salarios, devaluación, todos eso lo aportan 9 millones de personas para que vivan 20 millones y ahí está la brecha, no la grieta. Un trabajador común necesita 3 sueldos para alquilar un sucucho y un senador cobra el equivalente a la mitad de un auto de alta gama. Un jubilado cobra de jubilación mínima 20 mil pesos y un juez supera los 400 mil pesos, un “asesor”, cobra 90 mil pesos y un médico 50 mil pesos

Arriba se otorgan sueldos por decreto, los sindicalistas aceptan reducciones, suspensiones y todo tipo de tropelías, la justica con una acordada se otorga un aumento sin monto límite, mientras los demás apenas llegamos a fin de mes y millones no llegan.

Así nada puede funcionar, pero siguen y la pregunta es hasta cuándo vamos a seguir acusando a uno y otro cuando en realidad han sido todos, en mayor o menor medida quienes nos han perjudicado históricamente.

De esta pandemia salimos entre todos, pero algunos ni siquiera entraron, “seamos solidarios”, pero la mitad de este país es solidario a la fuerza, vamos a salir de esta pandemia sin haber aprendido del ejemplo de nuestros dirigentes, eso que hoy no atienden el teléfono, esos que en campaña hasta iban a tomar mates a tu casa.

Todo pasa y esto también pasara y como digo siempre, aquí estaremos esperando ese momento para tratar de repetir el error, ya no se trata de la grieta, sino de la brecha generada por esta inequidad indisimulable generada por los dirigentes de este país.

Armando Cabral.

loading...

Etiquetas: