Riograndenses: Miserables, pusilánimes, mezquinos y más.

Juev 26/03/2020.- Con estos y otros agravios se expresaron en las redes sociales funcionarios del gobierno provincial de segunda línea y hasta ministros, sin dejar de hacer notar la falta de empatía, solidaridad, mezquindad, manejo mediático, punteros de Facebook y todo porque los riograndenses anoche dijeron no a la apertura del aeropuerto de Rio Grande.

No nos sorprende, no nos intimida y mucho menos sentimos que seamos eso que desde el más profundo resentimiento afloró anoche en todos aquellos que ocupan algún cargo y más aún en los que le deben algún favor, porque si algo quedó claro es que nada es gratis en esta vida.

Lo lamenté mucho, pero insisto no me sorprende, esta no es una actitud nueva, lamento tener que decir que en casi 35 años en Tierra del Fuego, este tipo de errores se repiten con cada gobierno. Particularmente con los que son de Rio Grande y una vez del otro lado de la Cordillera nos desconocen y hasta nos insultan.

Pero lo positivo de todo esto es que es tanto el odio contra los que no estamos de acuerdo con alguna decisión que no lo pueden disimular, no pueden aceptar un NO como respuesta.

Escuche argumentos tan espurios, vacíos de contenido y viciados de genuflexión que sentí vergüenza ajena por eso, me tome el trabajo de hacer varias tomas de pantalla para guardar estas expresiones patéticas y postearlas cuando sea necesario, de todos y cada uno de los que no pudieron disimular su error y mucho menos reconocerlo.

Los que acusaron a los riograndenses de miserables, mezquinos, pusilánimes o manipulados por no aceptar la llegada de dos vuelos a Rio Grande deben saber que, ninguna autoridad de esta ciudad salió en ningún medio a decir nada, ningún funcionario convocó a ningún bocinazo o cacerolazo, la primera declaración del intendente Martin Pérez se publicó 5 minutos antes de que comenzara el ruidazo, la convocatoria partió de las redes sociales, y no eran ni uno, ni 10, ni 15, fueron muchos más y la consigna fue “no a la apertura del aeropuerto y solo vuelos sanitarios y para insumos de salud o lo que se necesite en caso de urgencia.

Ahora es llamativo que haya que ser solidario con una parte, o mejor dicho que debamos ser solidarios a la fuerza mientras la mayoría de los que se quejaron son funcionarios del gobierno provincial, es decir pagados por nosotros y aun así no han donado ni un barbijo, ni que decir de los genuflexos que entraron por la ventana en gobiernos anteriores y aún persisten con actitudes como estas, dejar la dignidad en la puerta y arrastrase sin vergüenza por el sueldo más que tentador que se llevan todos los meses a su casa. Si no estuvieras en ese lugar seguramente serían más honestos. Pueden borrar de Facebook esas expresiones pero ya las guarde una por una, porque seguramente lo van a desmentir y ya que estamos, a todos ellos les pregunto, ¿Dónde está la Dirección Provincial de Aeronáutica?, ahí hay pilotos que cobran sin volar desde hace años, aviones como el lear jet parado por falta de mantenimiento, un helicóptero Duphine, parado, y el famoso ARAVA, jamás los escuche reclamar su puesta en funcionamiento, nunca los escuche preguntarse cuando empiezan a volar, nunca los escuche que los mandaran a reparar.

Cuestionaron a los periodistas libres, nos subestiman como personas, que es lo que somos, ciudadanos, preocupados y ocupados por una pandemia que ya mato 20.000 personas en el mundo y tiene más de 400 mil infectados, pero todo eso a esta altura no sirve, solo sirve decir lo políticamente correcto, o como en el caso de Marcelo Lietti, presidente de la Cámara de Turismo de Ushuaia, hoy desaparecido, que nos calificó de mal intencionados por decir que no había controles en la capital y hoy con 10 casos no abre la boca,

Podemos ser muchas cosas, pero no somos demagogos, mentirosos y no decimos lo que la gente espera escuchar, sin lo que realmente está pasando. Este medio comenzó a pedir controles el 11 de enero, y el dia martes salio del puerto de Ushuaia el último contingente de turistas enviados a sus países de origen, huelgan los comentarios.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: