Congelan precios de 60 productos básicos por 6 meses y habrá carnes en promoción

Mierc 17/04/19.- El Gobierno anunció un acuerdo con supermercados y una ampliación de Precios Cuidados. Se dispuso también un nuevo régimen de la Lealtad Comercial. También congelan tarifas prepagas de celulares.

Apremiado por el descontento social y luego de que el índice de inflación de marzo marcó un pico de 4,7% -en el acumulado anual de 57,4%-, y con especial incremento en los alimentos, el Gobierno lanzó su plan de medidas económicas que incluye un apartado especial para los precios de alimentos, con congelamiento, cortes de carne a valores promocionales, entre otros.

Según se anunció, se llegó a un acuerdo con 16 empresas de primera línea para que 60 productos esenciales de la canasta básica mantengan sus precios durante al menos seis meses. Entre esos 60 productos hay aceites, arroz, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas.

“Las empresas se comprometen a asegurar disponibilidad de los productos en góndola en los 2.500 puntos de venta adheridos de todo el país. Estarán disponibles a partir del lunes 22 de abril”, se aclaró. La Secretarı́a de Comercio Interior será la encargada de, con el apoyo de asociaciones de consumidores, fiscalizar el cumplimiento del acuerdo.

Asimismo, en el documento difundido se explicó que “el acuerdo está dentro del marco de Precios Cuidados, que actualmente incluye 579 productos en todo el país con un descuento del 25% promedio”.

Además, el Gobierno pondrá a disposición de los consumidores cortes de carne a precios accesibles. “Los frigoríficos exportadores acordaron vender 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre a 149 pesos el kilo (precio final) en la feria minorista del Mercado Central y en las bocas de expendio de cada uno de los frigoríficos”, se explicó oficialmente.

Según se indicó, “para dar una referencia, el Mercado Central vende alrededor de unos 70.000 kilos de carne por mes”. También se aclaró que “estos cortes estarán disponibles cuando se termine de implementar el nuevo sistema, dentro de 10 o 15 días”.

En este marco, el Gobierno pondrá en marcha por decreto un nuevo régimen de Lealtad Comercial cuyo objetivo principal es evitar abusos de posiciones dominantes o posibles conductas monopólicas de grandes empresas.

La Secretaría de Comercio Interior va a tener ahora más facultades para sancionar conductas desleales o anticompetitivas y proteger a consumidores, pequeños comercios y pymes, según indicó un comunicado oficial.

La medida apunta a avanzar en la política del Gobierno para fortalecer la defensa del consumidor y de la competencia y la lucha contra posiciones dominantes, la formación de carteles y la consolidación de monopolios.

“En estos años logramos la sanción de una nueva Ley de Defensa de la Competencia, que le da más autoridad a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) para controlar y sancionar conductas anticompetitivas”, remarca la información oficial.

Indicó que la CNDC “investigó posibles conductas monopólicas en una decena de mercados, algunas de las cuales terminaron con empresas desprendiéndose de posiciones dominantes, como el caso de PRISMA, la representante de Visa en el país, a la que se obligó a buscar nuevos dueños y a abrirse a la competencia en la gestión de tarjetas de crédito”.

Además citó como ejemplo “la obligación a una de las principales empresas en la industria de las pastas secas para desarmar su posición dominante” y el caso de las notebooks, “un mercado que gracias a la introducción de mayor competencia bajó 35% sus precios”.

“El Estado también empezó a aplicar mayor competencia en sus licitaciones y compras. Por un lado, gracias a procesos más transparentes, el costo de la construcción de un kilómetro de autopista bajó un 53%”, subrayó.

“Por otro, gracias al mecanismo de compras conjuntas y una mayor firmeza del Estado en la negociación con el sector, el Ministerio de Salud y PAMI lograron ahorros de más del 70% en la compra de medicamentos”, puntualizó.

Otra de las medidas anuncias es que las operadoras aceptaron mantener el precio de la telefonía celular de las líneas prepagas durante cinco meses, hasta el 15 de septiembre. Según se informó oficialmente, la medida beneficia a 35 millones de líneas activas.