Testigo de los hechos.

Sab 16/03/19.- Treinta años puede ser mucho o poco tiempo, pero en poco menos de ese tiempo Tierra del Fuego pasó de Territorio Nacional a provincia, la más joven y rica del país. Como la destruyeron en tan poco tiempo? es lo que a muchos nos les conviene que se sepa, por ejemplo los que la gobernaron y gobiernan. Haber sido testigo de estos 28 años de historia no es un dato menor.

Decía mi padre que muy pocos tiene esa posibilidad de ver lo que viene con un poco de anticipación, algunos lo toman como un don, pero mi viejo decía, eso es experiencia, has estado ahí, es la diferencia entre saber y conocer.

Y conocer los hechos de primera mano, desde hace más de 30 años hace que uno se convierta en un archivo andante, que saca de ese enorme depósito de información, la que necesita en el momento preciso, esa que nos hace entender que muchos no han entendido nada, otros un poco y algunos no solo lo entendieron sino que lo usan para coptar a aquellos cuyas mentes solo están llenas de teorías, solapas de libros o leyendas urbanas contadas por quienes los necesitan para poder dominarlos.

Ignorantes?, no me atrevería a calificar, ingenuos?, no existen en el mundo de la política, idiotas útiles?, puede ser, insisto en no calificar, no es mi trabajo, si poner en alerta a aquellos que creen tener la verdad revelada y solo se autodestruyen cuando creen que están en la sima del Monte Olivia, pero en realidad están parados en el cordón de la vereda.

No es muy difícil, solo se trata de revivir cosas que ya han pasado para darse cuenta y confirmar que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces o más con la misma piedra, los hechos se repiten, los discursos se repiten, la gente se repite y la historia que es una cadena de hechos vuelve a repetirse, porque muchos no estuvieron pero se inventan esa historia, a otros no les conviene que se lo recuerden, a algunos nos les conviene recordarla y otros creen que todos se olvidaron de donde vienen.

Es ahí cuando tropiezas con el discurso socialistas de los que fueron por turismo a Cuba, con trotskistas con Master Card o American Expres, con los NI,NI, ni estudian, ni trabajan, los del palabrerió complicado, enredado, ondulante y colorido, es decir indefinido, especulativo y vacío de contenido, los revolucionarios de cartón, los defensores de los derechos de ellos, los que no toleran nada, pero te hablan de inclusión, los representantes de…, porque por si solos no son nada, los líderes de la cuadra, los dirigentes sin dirigidos, los débiles de carácter y de bolsillo amplio, los sumisos y fáciles de dirigir como ovejas, los que creen en lo que nunca vieron y les contaron a medias, los que hablan de dictaduras sentados en la comodidad de sus casas, tomando cerveza y mirando Netflix, mientras el 30% de los chicos de este país apenas puede comer una vez al día, y en esta provincia tenemos el 10% de la población por debajo de la línea de pobreza.

He sido testigo de los hechos desde que esto era territorio nacional, se quienes queríamos la provincia grande y quienes no, se quién es cada uno de ellos, sé que hicieron, se donde estuvieron, donde están y como lograron lo que tienen, nunca me voy olvidar y me juro, sacar a relucir cada vez que pueda, como se encargan de tratarnos de idiotas repitiendo el mismo discurso, sin planificar nada, sin inventar nada, manteniendo bolsones de pobres porque es un voto asegurado, mintiendo con el mayor descaro y cinismo sobre lo que saben que no han hecho, ni harán, creyendo que gobiernan cuando en realidad esta provincia ha sido siempre y lo seguirá siendo un apéndice de la Casa Rosada porque jamás logró la independencia económica, ni política ni soberana y ni siquiera es consultada cuando se toman estas decisiones, como entregar territorio, recursos naturales y nuestro futuro.

No habrá cambios hasta que alguien decida, actué, gestione, defina, como un líder, no como un mandadero del gobierno nacional de turno, eso no es relación institucional, eso es ser un mediocre tibio y patético títere sentado en un sillón con vista a la Bahía de Ushuaia, un soberbio con una mínima cuota de poder, ni siquiera se necesita ser inteligente para estar ahí, solo entregarse al mejor postor, adquirir compromisos con los fáciles de manejar, apoyo del capital y sentarse a esperar los votos de los revolucionarios de Facebook, guerrilleros de instagran, líderes de Twiter, payasos descerebrados seguidos por una piara de ignorantes que les dicen si a todo, porque tienen menos calle de Almanza.

Conclusión, no necesito información, la confirmo, la reitero, porque ni eso pasa, nada es nuevo, ni es primicia en una provincia que está fundida, quebrada, con las cuatro ruedas para arriba y blindada en cuanto a información, sigo esperando que alguien levante la voz con una idea que me distraiga de una coyuntura de cabotaje, una voz que llame mi atención, algo digno de ser tenido en cuenta.

Una voz que no se trasmita a través del entorno, ni del círculo de baba, una voz que conduzca las masas populares a una vida mejor, una voz que merezca la pena ser escuchada, una voz que hable con el pueblo y no con los poderosos, una voz capaz de hacerse oír por sobre los interés personales de los gusanos que han vivido años de la sangre de los trabajadores y del pueblo en su conjunto, una voz que no se rinda, que no se entregue, que no claudique, la voz de un líder real, que elija a los mejores profesionales y no a los mejores alcahuetes, a los mejores hombres y mujeres, y no a los aplaudidores, a los que se esfuerzan a los que se comprometen, a los que demuestran todos los días que son leales s sus principios y a sus orígenes.

Basta de idiotas útiles, basta de figuritas repetidas, basta de saqueo institucionalizado, basta de la política de siempre, basta de los que ya nos hundieron, basta por favor, esta provincia, este país, no aguantan más.

No hay tiempo para más errores,para mas silencios, para mas encubrimientos, para mas blindaje, para mas censura, ese tiempo se acabó.

Armando Cabral