Estatales fueguinos dicen que la paritaria de 23% en realidad es 9%, y apuntan contra la deuda que tomó Rosana Bertone

Juev 14/03/19.- Sólo este año, el gobierno de Tierra del Fuego gastará más de 1.300 millones de pesos en pagar una deuda internacional contraída en 2017. “Para dejar esos u$s 200 millones quietos en el banco, sin hacer ninguna obra”, acusan además desde la oposición. Los estatales le echan la culpa a este despilfarro de su virtual congelamiento salarial. Y temen por una próxima entrada de 2.500 “ñoquis” que achataría aún más la pirámide salarial.

De un lado, docentes que ganan menos de 15.000 pesos, policías que apenas (y realizando muchas horas adicionales) superan los 20.000 pesos, estatales a los que prometieron aumento del 23% este año, pero que en lo efectivo (“de bolsillo”) es del 9%. Del otro lado, funcionarios que cobran entre 60.000 y 100.000 pesos pero viven en Buenos Aires, un ejército de trolls contratados para sembrar noticias falsas antes de las elecciones, y una deuda en dólares por la que este año se pagarán 32,5 millones en moneda estadounidense. En el mejor de los casos para el país, si no hay una devaluación brusca, la provincia de Tierra del Fuego gastará 1.300 millones de pesos sólo en esa deuda improductiva.

Como la masa salarial de la provincia más austral del país ronda los $ 15.000 millones por año, sólo el no haber tomado la improductiva deuda internacional con tasa del 9% le hubiera alcanzado a Bertone para ofrecer mejores salarios a los empleados públicos de la gobernación que encabeza.

Pero la decisión política fue otra. Mientras se paseaba por todos los despachos de los funcionarios nacionales, y endeudaba a su provincia, Bertone ajustó en su provincia con el mismo estilo que el gobierno de Mauricio Macri: otorgando paritarias por debajo de la inflación. Entre 2016 y 2018, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) nacional arrojó alrededor de 160% de aumento. En este contexto, los estatales fueguinos estuvieron entre los más perjudicados del país, junto a los de Santa Cruz o Buenos Aires, por mencionar algunas provincias.

Esto llevó, por ejemplo, a que en enero de este año creciera el malestar en la Policía de Tierra del Fuego por sus bajos sueldos, como contó este portal: http://www.minutodecierre.com/nota/2019-1-5-21-57-0-los-policias-fueguinos-cobran-sueldos-por-debajo-de-la-linea-de-pobreza-y-no-reciben-aumentos-desde-el-2015. Tampoco es buena la situación de los docentes. Como muestra el recibo que ilustra esta nota, pueden llegar a ganar menos de 14.000 pesos, una cifra irrisoria en una provincia donde todo -desde alquileres hasta alimentos- es más caro que en Capital Federal.

Deuda, paritaria magra y la amenaza de 2.500 ñoquis

El año pasado, como también contó este medio publicando un informe reservado (http://www.minutodecierre.com/nota/2018-6-19-17-32-0-bertone-triplico-la-deuda-de-tierra-del-fuego-sin-que-ello-se-refleje-en-obras-importantes-o-valoradas-por-la-poblacion), la deuda pública ya era equivalente a dos tercios del un presupuesto anual de la provincia. Una ecuación que este año es peor aún.

De esta forma, Bertone deja comprometida a la próxima administración provincial, que difícilmente la tenga como jefa del Poder Ejecutivo. Según distintas encuestas, el intendente de Río Grande, Gustavo Melella, tiene cerca de un 50% de intención de voto.

En este contexto, Bertone sobreactúa austeridad con la paritaria y prepara una estocada final sobre la gobernabilidad futura. Por un lado, ofreció una paritaria nominal de apenas 23%. Con dos contras: este año los más optimistas hablan de un 30% de inflación; y mediante la quita de pagos extras que hoy existen, se calculan que en realidad el sueldo de los estatales fueguinos apenas crecerá un 9% nominal. En consecuencia, su poder adquisitivo descenderá más de 20 puntos este año.

Por otra parte, cada vez suena más fuerte un rumor inquietante, que en parte comenzó a confirmarse como noticia: Bertone quiere sumar al Estado provincial 2.500 ñoquis y/o puestos políticos. El propio secretario de Medios de la provincia, Pablo Cabas, admitió que es nueva empleada estatal una especialista en redes sociales -María Martinelli- señalada como jefa de los trolls que intentarán resucitar con noticias falsas las chances electorales de Bertone. Martinelli estaría acompañada por un staff numeroso, de por lo menos 30 personas que fueron a vivir a Tierra del Fuego hasta fines de este año.

Por lo menos dos dirigentes de la oposición sospechan que Bertone piensa llegar hasta 2.500 nuevos empleados estatales, buscando que los mismos la voten, en una muestra de clientelismo político extremo. Como las cuentas de la provincia son exiguas, esto además achataría la pirámide salarial, e impediría paritarias que peleen contra la inflación, de los actuales empleados.

“Es una jugada siniestra porque, además, si Gustavo (Melella) gana las elecciones, le deja un panorama de gasto público muy complicado”, cuenta alguien cercano al intendente de Río Grande. Por ello mismo, ya están analizando cómo harán luego del 10 de diciembre si hay un ejército de nuevos ñoquis. Mientras tanto, en el período de la Gobernación Bertone, los empleados públicas terminarán perdiendo la mitad del poder adquisitivo de su salario.

Fuente;minutodecierre.com