CAMPAÑA PROVINCIAL DE PREVENCIÓN DEL CÁNCER CÉRVICO UTERINO

Mierc 20/03/19.- El Ministerio de Salud realizará una “Campaña Provincial de Prevención del Cáncer Cérvico Uterino”, que consistirá en la realización del “Test de VPH” junto con la toma del Papanicolau.

La campaña será del 25 al 29 de marzo en Ushuaia, Río Grande y Tolhuin; y está destinada a mujeres mayores de 30 años (no embarazadas), sin PAP en los últimos 2 años.

Se atenderá a libre demanda. En el Hospital Regional Ushuaia será de lunes a viernes, de 9 a 14 horas; en el Centro Asistencial Tolhuin de lunes a viernes, de 12 a 18 horas; y en el Hospital Regional Río Grande el martes y el jueves, de 9 a 12 horas.

Desde la cartera sanitaria se aclaró que las muestras se analizarán en los laboratorios de los Hospitales Regionales, con insumos provistos por la propia provincia.

El test de VPH es una nueva tecnología para el tamizaje del cáncer de cuello uterino que, complementado con el Papanicolau, permite mayor efectividad para reducir la incidencia y mortalidad por esta enfermedad, ya que detectado en estadios iniciales (antes de la aparición de algún síntoma) es totalmente curable.

La Organización Mundial de la Salud recomienda no realizar el test de VPH a las mujeres menores de 30 años, ya que en su gran mayoría se trata de infecciones transitorias que remitirán por sí solas.

El cáncer de cuello uterino es el tercer tipo de tumor más común detectado en las mujeres a nivel mundial. En la Argentina se diagnostican alrededor de 5.000 casos nuevos por año y mueren 1.800 mujeres por esta enfermedad.

El Virus del Papiloma Humano es muy común, la mayoría de las personas lo tendrán en algún momento de sus vidas. Es muy difícil conocer en qué momento se tuvo contacto por primera vez con el virus y puede detectarse muchos años después de haberlo contraído.

La infección por VPH suele ser controlada por el sistema inmunológico por lo que el virus no suele manifestarse. Un resultado positivo de VPH no significa cáncer. El virus puede permanecer en el cuerpo sin provocar lesiones, en el caso que se generen cambios en las células es posible realizar un tratamiento para evitar el cáncer de cuello útero, ya que es una enfermedad prevenible.