La producción de celulares cayó 28% en 2018 y seguirá bajando este año

Sab 09/02/19.- La producción de celularescayó 28% en 2018. En un año, la fabricación de móviles en Argentina se desbarrancó de 10,8 a 7,8 millones de unidades. Para este año, las perspectivas empeoran: sólo se fabricarán 7,5 millones. Además, los modelos de gama baja tomaron la delantera y pasaron a ser los más vendidos del mercado, desplazando a los de gama media.

Los datos de la Asociación de Fabricantes de Electrodomésticos de la República Argentina (AFARTE) muestran que, como pasó en el resto de los sectores económicos, la caída a lo largo de 2018 no fue pareja: en el primer trimestre -cuando aún no se había producido la devaluación ni la escalada inflacionaria- la producción crecía 15%, en el segundo cayó 15%, en el tercero bajó 46% y en el último se desplomó 48%. El peor mes para la industria fue septiembre, con una pérdida interanual del 53%.

Del lado del consumo, la mayor caída fue la del cuarto cuatrimestre con una baja del 29,4%.

Hasta el tercer trimestre de 2018 los teléfonos celulares más vendidos en Argentina eran los de gama media, que captaban el 58% de la demanda. Con el mercado en retracción, en el cuarto trimestre los más vendidos pasaron a ser los de gama baja, con el 51% de la demanda, mientras la gama media bajó a 45%. La participación de la gama alta es de solo 4%.

Las razones de la caída son múltiples. Por un lado están las generales de la ley: el impacto de la devaluación y del recorte en el poder adquisitivo de los consumidores, estimado en una pérdida 15% para 2018. Pero a esto hay que sumar factores intrínsecos de la industria. A nivel mundial, el año pasado se vendieron 1.400 millones de celulares, 4,1% menos que el año anterior, según la International Data Corporation. La contracción global ya acumulacinco trimestres. Para el sector el 2018 fue el peor año de la historia.

Si la mirada se fija sólo en el último trimestre de 2018, el mercado mundial de celulares se achicó 4,9% en la comparación interanual. Por inercia se estima que la caída podría continuar durante 2019.

Para Argentina, la expectativa de Afarte es producir 7,5 millones de unidades. “Es una proyección conservadora y pesimista. Ojalá nos equivoquemos, pero estimamos que la baja se profundizará“.

Los analistas atribuyen esta retracción a la “madurez del mercado“. Por un lado, el consumo se concentra cada vez en menos marcas. A nivel global, 5 empresas se llevan casi el 70% de las ventas: Samsung, Huawei, Apple, Xiaomi y Oppo. En la Argentina, el 80% del sector está en manos de cuatro marcas: Samsung, Motorola, LG y Huawei.

“La realidad es que todas las personas que son target del mercado de celulares ya tienen su teléfono.Y la mayoría ya hizo un upgrade”, sostuvo Federico Hellemeyer, presidente de Afarte. Además, “se está extendiendo la vida útil de los móviles. A nivel global el plazo de recambio que hasta hace unos años era de 12 a 18 meses, ahora se estiró a 24 a 36 meses”. Entre otras cosas, esto pasa porque los nuevos modelos de celulares ya no son tan “innovadores” como ocurría en años anteriores. “Los avances tecnológicos ya no son tan significativos. Todo lo que hacés con un modelo 2018 prácticamente podías hacerlo con el 2017”, dijo Hellemeyer.

Las fábricas de celulares en Tierra del Fuego emplean a 9.000 personas. Ante la caída del consumo hicieron un acuerdo para mantener los puestos de trabajo a costa de que los empleados aceptaran no tener aumentos salariales por dos años. El acuerdo está vigente hasta junio de 2020.

En este contexto, Nokia vuelve a apostar al deprimido mercado local. La marca de origen finlandés era hasta 2012 el fabricante número uno del mundo. Tras la adquisición por parte de Microsoft fue perdiendo relevancia a manos de Samsung. Ahora la marca volvió a manos finlandesas, bajo el paraguas de HMD. Ya empezó a producir localmente y la semana próxima presentará sus nuevos modelos en el país. El desembarco estaba previsto para 2018 pero fue postergado por la crisis. Tienen planeado lanzar 5 modelos en 2019.