Ibarra: “Causa preocupación la intervención de funcionarios del Gobierno Provincial en la falsa denuncia contra Melella”

Juev 07/02/19.-El Dr. Francisco Ibarra, abogado defensor del Intendente Gustavo Melella, se refirió a la nueva documentación reveladora que vincula a funcionarios del gobierno Provincial con la entrega de una vivienda a la hija de Hugo Abel Moya, quien fue llamado a declarar contra el intendente de Río Grande el pasado mes de setiembre.

Al respecto, Ibarra señaló que dicha documentación ya fue remitida al juez que atiende la causa y explicó que “se trata de un parte informativo de la comisaría 5ª en el cual este testigo, Hugo Moya, hace referencia a una vivienda que se le había otorgado por parte de un funcionario público provincial”.

“Esta es una vivienda ubicada sobre calle Mazzarella al 200 De Río Grande. Esto es importante, porque este señor Hugo Hoya había reconocido que había obtenido bastantes beneficios de índole económica tanto para el como para su familia, a los efectos de presentarse en estas actuaciones. En estas conversaciones, él señalaba que había obtenido una vivienda para su hija, otra para su hijo, trabajo para él y sus hijos. Esto quedo establecido en esas conversaciones”, comentó.

El abogado expresó también que “justamente ahora se toma conocimiento de esta prueba escrita, que es un acta policial, donde se acredita justamente esto, que otorgaron una vivienda a la hija de Moya y la fecha de esa acta es no más allá de 15 días antes de las denuncias públicas que hizo este hombre”.

Asimismo, Ibarra indicó que en el acta policial “Moya manifestó que su amigo, el Ministro de Seguridad de la Provincia, Javier Eposto, autorizó que su hija viva en ese domicilio por lo que le otorgó la llave”.

“Esto llama poderosamente la atención y así lo hice saber en Tribunales. Este supuesto testigo está acreditando los beneficios que obtuvo. Además, por las averiguaciones que hicimos, se trata de una vivienda de servicio, una vivienda del Estado”, enfatizó.

Finalmente, el abogado recalcó que “todos hechos que se han ido presentando y documentando en las actuaciones, los obrantes en el expediente y las pericias que se realizaron a los celulares prueban que se trata de una denuncia falsa y causa preocupación esta intervención de distintos funcionarios de órganos del Estado Provincial en lo ocurrido”.

Empleados de la comuna capitalina afirman que fueron dejados sin trabajo por no hacer campaña a favor de la reelección del Intendente Vuoto.

“Verbalmente se nos informó que no se nos volverá a contratar, ‘por decisión de arriba, por cuestiones políticas’, por estar afiliados a Nuevo Encuentro y no hacer campaña para las reelecciones de Vuoto y Bertone” afirmó Adrián Mollo, agregando que “hace tres años que trabajamos, con Rubén Chavez –el otro obrero afectado- en el área de Cultura, realizando las mismas tareas que los compañeros de planta permanente pero como contratados precarios”.

A su turno Chavez se quejó de que “la vinculación, calculo que debe ser legal, pero no deja de ser fraudulenta: facturamos al Municipio como monotributistas, sin aportes ni nada, ni podemos agremiarnos como para que algún sindicato nos defienda”, aclarando que “somos trabajadores y con nuestro salario mantenemos nuestras familias, estuve siempre a disposición y fui a trabajar incluso enfermo; la verdad nunca pensé que me iban a dejar en la calle por ser afiliado a otro partido político”.

La Mesa Partidaria del Nuevo Encuentro que los escuchó y les expresó su solidaridad, recordó que “Nuevo Encuentro y La Cámpora (agrupación al que pertenece el Intendente Vuoto) repudiaron la aplicación de los mismos métodos por el Gobierno de Mauricio Macri a partir de 2015; y que en su momento consideraron ‘persecución ideológica’ medidas similares que afectaron a miles de trabajadores y trabajadoras del Estado en todo el país, dando inicio al brutal ajuste neoliberal que ambas agrupaciones enfrentaron juntas en las elecciones de 2017, llevando a Martín Pérez a ser reelecto Diputado Nacional. Incluso esto motivó que afiliados del Nuevo Encuentro padecieron la persecución del bertonismo, al cual los camporistas sin embargo adhirieron no bien lograda la banca parlamentaria, rompiendo todas las alianzas que posibilitaron el triunfo electoral”.

En ese sentido, la Mesa manifestó también su preocupación “por que los métodos de Cambiemos se reproduzcan a nivel local en una alarmante coincidencia”, en tanto se repasaron situaciones similares que vienen sufriendo trabajadores municipales ushuaienses, “presionados para militar la reelección bajo pena de perder el trabajo, o de privación de tareas y distintas formas de acoso laboral en el caso de trabajadores de planta permanente”.

Se coincidió en que “aparece cada vez más clara una matriz autoritaria que recuerda al menemismo y a los sectores más ortodoxos del PJ fueguino, lo que puede implicar la frustración de las expectativas del pueblo peronista, de renovación ‘en clave kirchnerista y progresista’, de un movimiento que, al decir de Cristina Fernández de Kirchner, en el Siglo XXI evoluciona a partir de la autocrítica con que procesa la historia y, ‘además de nacional y popular, se define como democrático’.

“Las decisiones electorales de los partidos políticos no debieran ser motivo de represalias contra trabajadores” sintetizó Mollo en referencia al “evidente viraje de la dirigencia de La Cámpora, que victimiza a propios y aliados –paradójicamente- con discursos de unidad”.