Promocionados por Bertone, los evangélicos organizan el partido libertario en contra de la 19640

Lun 07/01/19.-Bertone ha demostrado no tener limites ni freno alguno a la hora de hacer política en Tierra del Fuego, esta vez en los evangélicos vio una ruta para estimular un sector de la sociedad que no cuenta con representación política.

Con lo cual de la mano del pastor Pauli presidente de la fundación Formar y cuyo hijo Santiago Pauli es coordinador de la universidad siglo 21 en Tierra del Fuego y apoderado del Partido Libertario, firmaron varios convenios de cooperación utilizando como nexo la propia universidad para luego avanzar en temas estrictamente políticos.

Hace unos meses atrás los Pauli no ocultaron su intención de actuar en política y eligieron hacerlo de la mano del controvertido partido libertario liderado por el economista liberal Espert y gracias a la cercanía de los Pauli con la gobernadora Rosana Bertone y su operador judicial Luis Bechis consiguieron la habilitación del partido libertario en tiempo record.
Lo reprochable de los evangélicos es que apoyen a un candidato a presidente que postula la eliminación de la 19640 ya que considera que es una enorme fuente de perdidas fiscales para el país.

Al parecer tanto a Santiago Pauli apoderado legal del partido en Tierra del Fuego, como así también para Bertone no les importaría la perdida de miles de puestos de trabajo, solo la obsesión por el poder desde el cual pretenden construir su propio imperio, desde la iglesia, la fundación formar, la universidad siglo 21 y su alianza mas reciente con la propia gobernadora de la provincia que además allano el camino para la firma de convenios con el propio intendente de Ushuaia Walter Vuoto que estaría incluido en esta alianza política donde los pastores prometen movilizar a su tropa en favor de Rosana Bertone.

Sin dudas el clan Pauli ha sabido crecer desde el pulpito al mejor estilo de las iglesias brasileras entendiendo la dinámica empresaria y recaudatoria que implica trabajar con un bien intangible como es la fe y la esperanza de

los fueguinos, es allí que vieron una oportunidad que ahora extendieron a la política.