El Gobierno argentino se solidarizó con Juan Guaidó tras su detención

Dom 13/01/19.- El titular del Parlamento controlado por la oposición Juan Guaidó fue detenido este domingo en horas del mediodía por efectivos del Servicio de Inteligencia (SEBIN) del gobierno chavista de Nicolás Maduro, hecho denunciado por su esposa Fabiana Rosales en las redes sociales.

Tras lo sucedido, la Cancillería argentina se solidarizó con el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela mediante un comunicado y aseguró que su detención “atenta contra las libertades civiles y políticas“.

El diputado opositor fue demorado cuando se dirigía a participar en un cabildo abierto del legislativo tras la asunción del presidente de su país, Nicolás Maduro, que renovó su mandato en medio de acusaciones de fraude en las elecciones.

“El Gobierno argentino se solidariza y apoya al Diputado Juan Guaidó y a su familia frente al incidente que sufriera hoy 13 de enero, en que fuera retenido por algunas por horas por integrantes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)”, manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores que dirige Jorge Faurie.

Para la Cancillería, este episodio “atenta contra las libertadas civiles y políticas de los venezolanos” y “ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos“.

“El Gobierno argentino espera que el régimen de Maduro pueda asegurar las libertades civiles, políticas y de movimiento de la oposición venezolana, así como su integridad física, absteniéndose de cualquier acto de intimidación y hostigamiento como el sufrido por el Presidente de la AN, órgano constitucionalmente legítimo de ese país”, indicó la Cancillería.

Guaidó fue interceptado por dos camionetas en la autopista Caracas La Guaira y detenido por agentes del SEBIN con armas largas y encapuchados, de acuerdo con lo que informaron sus allegados.

El pasado viernes, en otro cabildo abierto en Caracas, el legislador de 35 años se mostró dispuesto a llenar el vacío de poder que -a su juicio- hay en Venezuela ante un gobierno que no es reconocido por la mayoría en el país ni por gran parte de la comunidad internacional.

A.G./F.F.