No nos podemos equivocar otra vez, no hay tiempo.

Lun 29/10/18.- No sé qué parte no se entiende de; no hay oposición al modelo Macri y los que aparecen no tienen ideología, principios, honestidad ni compromiso con este país quebrado. Es hora de analizar el escenario completo, de escuchar y oír, de mirar y ver. No hay tiempo para equivocarse de nuevo.

Ustedes y yo sabemos que lo que hablo, del avance de la derecha en Latinoamérica y lo que eso significa para los más vulnerables, los trabajadores, los monotributistas y aquellos que creemos firmemente en los derechos civiles y los defendemos con las armas que podemos y cada uno desde su trinchera, por usar términos que la gente de derecha utilizaría casi con normalidad.

He visto con asombro el triunfo de un personaje inclasificable en Brasil, pero fue una decisión del pueblo y no me referiré a eso, sino a cómo nos van a complicar, Bolsonaro en el país carioca, Piñera en Chile y Macri en Argentina, lo que llamo ver el escenario completo y quizá más de uno se pregunte ¿en qué me perjudica a mí el presidente de Brasil o el de Chile?.

El de Chile es un amigo confeso de los Ingleses y por lo tanto muy poco confiable en la política exterior, deviene de una derecha que alguna vez encabezó el genocida Pinochet y sus ideas aunque no las diga públicamente están en las antípodas, por ejemplo de la justicia social o el respeto a los derechos civiles, Macri ya demostró que siempre se puede estar peor, su política exterior ha sido de entrega de todo lo que le pida el FMI, y Bolsonaro, aun antes de asumir sostuvo que “el MERCOSUR no es prioridad y Argentina tampoco”, he aquí el punto en el que nos complica más la situación. Nuestro mayor socio comercial en el MERCOSUR es Brasil y si este buen señor aplica la política de ajuste que lleva adelante su colega en Argentina, y apertura de importaciones, nosotros no le vamos a vender más nada y si lo hacemos será con retenciones, eso implica menos ingreso de divisas, mucho menos, desequilibrio de la balanza comercial y menos generación de empleo, más aún en Tierra del Fuego, donde muchos productos que se fabrican son luego exportados a Brasil por ejemplo autopartes, si ya estamos al borde del abismo este sería el empujoncito final.

Continuando con el escenario, hay que poner en el centro de la escena la aprobación del presupuesto 2019 que trae un recorte brutal de 300 mil millones de pesos, es decir más recorte en educación, salud, pymes, asignaciones familiares, jubilaciones y todo beneficio o derecho que tengan los más vulnerables, porque las clases acomodadas acá y allá lo van a seguir pasándolo bárbaro y los que menos tienen están siendo excluidos sin piedad, del sistema.

Uruguay a través de Pepe Mujica hoy le respondió a Bolsonaro que no se preocupe que su país sabe manejarse solo, obviamente que cuando el carioca se refirió al MERCOSUR, ni mencionó  al “paisito”, porque con un gobierno socialista o de centro izquierda para él es impensado tenerlo como socio.

Entonces con este panorama y leyendo los mensajes de docentes de esta provincia que se alegran con Bolsonaro y tiran frases del tipo “Zurdos nunca más en Latinoamérica”, o “tenemos que parar la derecha”, es evidente que entramos en la era de la idiotez, porque no se va a parar nada por Facebook, Instagram o WhatsApp, no sin un pueblo organizado, no sin dirigentes intelectualmente  preparados, honestos, con raíces sentadas en la justicia social, la soberanía económica y la independencia política, Argentina no necesita un Bolsonaro o un Piñera, necesita a un Mujica, con humildad y principios demostrados en los hechos, no podemos volver a ver un chanta de traje que se enriqueció con la política y jamás trabajó intentando manejar este país. Es de idiotas creer que estamos fuera del continente y más aún los que creen que la mano dura ordena las cosas. Hace muy poco elimine de mi cuenta de Facebook a una joven que puso en su muro “Con un año de botas esto se soluciona”, horror, pánico y desolación esto es lo que hemos generado, pequeño burgueses de derecha pidiendo militares para ordenar?.

Vuelvo a preguntar, que parte de no hay nada que pare el avance de la derecha porque el plan es este, no es que salió mal, esa era la idea, no hubo improvisación iba a ser así y con la ayuda de los librepensadores, los chantas, los corruptos y los ignorantes aquí estamos, aún hay quienes sostienen “no va robar porque es rico”, hay que ser un zángano o un idiota útil para creer eso, en su defecto un fanático que tampoco sirve para gobernar nada.

Para ir finalizando, en un país donde muchos jóvenes se autodenominan de izquierda y aún viven a costilla de sus padres, de cada 10, 8 no han terminado el secundario y de cada 5, 1 termina la universidad, y 28 % está por debajo de la línea de pobreza es muy fácil que un idiota pretenda erigirse en presidente porque esta es la era de la idiotez, no se piensa, no se analiza, no se proyecta ni se planifica y aun en el peor de los escenarios, en 2019 y manteniendo las cosas como hoy, van a volver a votar a Macri porque no hay un dirigente confiable en la oposición que sea capaz de evaluar este escenario, porque no les importa y porque además su objetivo es seguir saqueando el estado, que es lo que nunca van decir, pero si van a hacer, Menem fue un adelantado cuando dijo “Si digo lo que pienso no me vota nadie” y después hizo todo lo que pensaba pero ya era tarde, vendió el país.

Con Macri pasó lo mismo, salvo que prometió lo que él sabía que no podría cumplir porque el escenario era peor que el actual, pero como el pueblo está desparramado, dividido y vive con los ojos en el celular, la manada de elefantes rosa les pasó por delante de los ojos y no los vieron, ahora ya pasó. Porque la era de la idiotez?, porque solamente en un país donde la derecha fue partícipe necesario de  un genocidio y un saqueo institucionalizado que aún estamos pagando, se vuelve a dar ese escenario para que esto continúe sin que aparezca alguien capaz de conducir un país endeudado de acá a 100 años, con 50% de inflación, 30% de pobres y ningún futuro posible, porque literalmente es imposible analizar esto más allá de mañana.

Hasta que no aparezca un dirigente que sea capaz de tener todo esto claro, no se puede pensar que con las redes sociales vamos a salir del desastre en que estamos sumidos, por eso una vez más digo lo que he dicho siempre, a la hora de votar pensemos en el voto solidario, votar lo mejor y no lo menos malo, votar para el conjunto y no en beneficio propio, votar por alguien de quien sepamos todo, sé que suena utópico pero es lo que deberíamos hacer, basta de chantas, oportunistas, corruptos o vende patrias, ya basta.

No nos podemos volver a equivocar, no podemos, no hay tiempo.

“Siempre he atesorado el ideal de una sociedad libre y democrática, en la que las personas puedan vivir juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y, si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”. Nelson Mandela.

Armando Cabral.