Los juegos del hambre o la campaña sin vergüenza.

Juev 04/10/18.- En medio de una crisis nacional y provincial sin precedentes empiezan a aparecer las primeras señales de los que no aprendieron nada y no miden la magnitud del desastre en que estamos inmersos, haciendo declaraciones demagógicas, oportunistas y hasta desvergonzadas. Por favor llámense a silencio, por respeto a quien hoy ni siquiera puede llevar un plato de comida a su mesa.

Solo a quien no tiene conciencia del 27% de pobres que hay en este país, el congelamiento salarial, el blindaje mediático, la dependencia económica de Estados Unidos y sobre todo los niveles de desocupación y pérdida del poder adquisitivo de los argentinos se le ocurriría salir a hacer “campaña” en un escenario de estas características.

Pero si, salen y hacen declaraciones y la gente queda con la boca abierta de indignación y decepción, ni hace falta dar nombres porque en esta isla nos conocemos todos y cada uno sabe en qué lugar ha estado parado desde siempre, pero a los flojos de memoria hay que recordarles que la gente no es idiota y que por ahí hacerse el idiota rinde beneficios, pero cuando la mayoría lo pasa mal, el ámbito cambia y todo lo que digas puede ser tomado en tu contra. Para algunos las encuestas son suficiente dato para estar tranquilo y seguir con la tarea encomendada, para otros todo lo contrario, entran en pánico y comienzan a hacer anuncios de lo que sea, no importan hay que distraer aun entrando en el ridículo ese lugar del que nunca se vuelve, pero lo importante es que la cuestión de fondo no salga a luz, que todos crean que estamos bárbaro y que después de las superpotencias venimos nosotros.

Pero la realidad es otra, la realidad es que estamos endeudados hasta el cuello allá y acá, que hay despidos en el estado, allá y acá, que los sueldos están congelados allá y acá, que hay negociados bajo la alfombra, allá y acá, y que solo algunos pocos nos animamos a decir lo que nadie dice, eso también lo tienen en cuenta quienes al momento de medir tienen que salir al mundo real y ver lo que están haciendo unos y otros y allí se encuentran con lo que realmente está pasando. De ahí a los resultados hay un paso, ahí se enteran quien gestiona y quien no, quien estuvo guardado y quien no, quien se dio vuelta y quien no, quien cambio el discurso y quien no, quien cuestiono las políticas de Macri desde el principio y quien las aplaudió y fue y firmo y ahora hablan de traiciones, la Concejal Verónica González, fue muy clara hoy cuando dijo “si se habla de traiciones es porque hubo un acuerdo previo”, instantes después el Diario La nación mostraba la firma de la gobernadora de Tierra del Fuego en la adenda del presupuesto nacional apoyando su aprobación, junto a la de otros 18 gobernadores, es la aprobación de un recorte de 500 mil millones de pesos, de los cuales el 25% lo deberán aportar las provincias y que entre otras cosas incluye reforma laboral, recorte de indemnizaciones, achique del estado, destrucción de la industria y la casi desaparición de la clase media, entre otros puntos.

¿Quién se atrevería en este escenario a hacer propuestas a futuro?, cuando no se sabe que va a pasar mañana.

Será necesario recordarles que aquí tenemos más de 10 mil desocupados, 30 familias piden dinero para irse se la isla por semana, que el mes pasado la Municipalidad de Rio Grande asistió a 3600 familias con bolsones de alimentos y a mil les pago el alquiler, que en casi todas las esquinas hay gente vendiendo pan, empanadas, pastafrolas y todo tipo de cosas para sobrevivir. Habrá que recordarles que hay dos fábricas tomadas donde queda un cuarto de los empleados que tenían, que pasaron 23 meses y ninguno de los que hoy salen a cuestionar las políticas de Macri hicieron nada?, que varias de esas fábricas amenazan con cerrar, que haber abierto las importaciones fue un tiro mortal para la industria, que en 22 meses no se buscó ninguna alternativa, que no hubo plan B nunca, que la reconversión jamás se tuvo en cuenta y que todo lo demás brilló por su ausencia, solo se trató de anuncios, pan y circo, mientras otros seguían haciendo obras, gestionando ayudas a productores, generando espacios de capacitación, dándole espacios a los jóvenes para desarrollar su habilidades, generando posibilidades de autoempleo, capacitando docentes y cumpliendo con la prestación de todos los servicios que una ciudad como esta necesita, está a la vista. Los demás que hicieron, tratar de parar cualquier cosa que le sirva a la gente, como la planta de agua, quitar la recaudación de un impuesto como el inmobiliario o serrucharle una ciudad por la mitad tratando de municipalizar asentamientos.

Con quien creen que están tratando?, con una banda de idiotas, o hay tanta perversidad como para aprovecharse del hambre de la gente para seguir adelante con lo indefendible, tanto por quienes lo perpetran como por quienes los defienden, lo encubren, lo ocultan o lo que es peor, lo disfrutan.

Esto es solo un aviso, ni siquiera una critica, es lo que la gente que está muy mal ve en aquellos que son capaces de sacar provecho hasta de las peores situaciones, humildemente les digo, no lo hagan, por respeto a todos esos hombres y mujeres que hoy no pueden llevar un plato de comida a su casa, por los docentes que no cobran, por los cientos de despedidos de la industria metalúrgica, por esos chicos que solo comen en un comedor escolar o comunitario una vez al día.

Tengan un poco de vergüenza, un poco de humildad, un poco de solidaridad no es ni el lugar ni el momento de salir a jugar con la desgracia, puede que les salga muy mal, ya hemos vivido esto, no me hagan suponer que son tan estúpidos como para no haber entendido cual es la realidad de nuestro pueblo.

Gracias.

Armando Cabral