Solicita la suspensión por 90 días de las ordenanzas 2942/11, y 2859/11 Von der Thusen prioriza la castración de los perros, antes que el chipeado

Mierc 08/08/18.- Ante el gran aumento de la población canina en la ciudad, el concejal Raúl von der Thusen propone la suspensión por 90 días de las ordenanzas que prevé el chipeado de los perros, priorizando la castración de los mismos en los quirófanos móviles del Municipio. Además sostuvo que de esta manera se lograría una merma en la población canina. Este jueves a las 12 horas el edil llevará adelante la reunión de comisión con la Coordinación de Zoonosis del Municipio, y protectoras de animales de la ciudad para analizar el tema.

Río Grande.-   El concejal Raúl von der Thusen propone la suspensión por 90 días de los artículos 11, y 12 de la ordenanza 2942/11, y el artículo 399 de la ordenanza 2859/11 que prevén el chipeado de los perros al ser castrado por zoonosis municipal.

En tal sentido el edil plantea que la “coordinación de zoonosis realice la castración del perro, sin la obligación del chipeado por 90 días, logrando de esta forma que en un futuro cercano se pueda observar una merma considerable en la población canina de la ciudad”.

Asimismo sostuvo que “la problemática de los perros sueltos en la ciudad está descontrolada, lo cual no es un tema nuevo, y las pocas acciones que lleva adelante el Municipio local no alcanzan, ni alcanzaran para controlar el crecimiento exponencial de la población canina”.

Por tal motivo manifestó que ni “las campañas de concientización, ni los planes de castración, y mucho menos el sistema de patentamiento, identificación, y registro de canes han hecho mermar este gran problema urbano”.

Von der Thusen entendió que la “castración es la única manera de controlar la problemática, y con esta excepción a la norma se logrará que los vecinos se sientan alentados a dirigirse a los quirófanos móviles a castrar a sus animales”.

Del mismo modo manifestó que “también será de gran utilidad para las protectoras de animales que podrán continuar con su trabajo de rescate, y su posterior castración sin la obligación de colocar el chip”.

Finalmente el edil ejemplificó señalando que si “logramos que 500 animales sean castrados en este próximo trimestre, durante el próximo año lograremos que la ciudad no tengan cinco mil perros más”.