La continuidad del régimen de promoción, ¿continuidad?

Lun 30/04/18.- Realmente produce escozor preguntarse que pasara en los próximos 4 años y medio que quedan para darle continuidad o no al régimen de promoción económica e industrial de Tierra del Fuego.

Un informe publicado la semana pasada por El Cronista, da por tierra con cualquier expectativa que se pueda tener respecto de extenderlo más allá de 2023, en tal sentido hablar de inversiones por venir o reconversión, es prácticamente utópico, solo por una cuestión de tiempo, no hay posibilidad de generar prácticamente nada.

Solo restan 4 años y medio para que se termine lo que el origen de la ley que además de tener por objeto poblar este lugar recóndito del planeta, planteaba la posibilidad de instalar fabricas con un exención de impuestos que hoy casi ha desaparecido como el todos los rubros, comercio, autos, alimentos o vestimenta, el 21 % de IVA se aplica a prácticamente todo lo que se vende en Tierra del Fuego, cuando eso debería ser el principal punto a rescatar.

Por eso resulta muy curioso cuando algunos hablan de los ataques desde afuera, cuando en realidad lo que ha socavado los cimientos de la Ley 19640, han sido los sucesivos gobiernos y sus socios privados, llámese AFARTE, Cámaras o como ustedes elijan.

Los sobreprecios llegaron a conocerse en el continente y el gobierno nacional no está dispuesto a destinar más de 31 mil millones de pesos para que vivir acá cueste los mismo que en Buenos Aires, de hecho ya se demostró que en algunas concesionarias los autos están más caros que en el continente.

Lo otro que también hay que decir es que desde hace dos años, en cada fin de semana largo que hubo, millones de argentinos se fueron a países como Chile, Uruguay o Paraguay a comprar desde ropa hasta alimento, pasando por artículos escolares y repuestos para vehículos, en particular desde Tierra del Fuego a Punta Arenas donde su Zona Franca ofrece productos idénticos a los nuestros pero casi un 50 % más barato, aun cuando haya que pagar aranceles.

Esto no se analiza, de esto no se habla, el gobierno de la provincia ha perdido la brújula completamente y no puede ni siquiera cumplir con las obligaciones mínimas que impone el Acuerdo Fiscal, tan es así que estaba cobrando una sobretasa de ingresos brutos que debió reacomodar porque violaba ese acuerdo federal.

Aun en medio de la crisis, con congelamiento salarial, tarifazos y desempleo, en Tierra del Fuego hay un escandaloso blindaje sobre este tema que hace cómplices a quienes callan, con quienes no gestionan absolutamente nada al respecto, diputados y senadores nacionales han enmudecido, nadie alerta sobre lo que viene, nadie quiere prevenir que en 4 años y medio más, esto va a ser lo que muchos anunciaban o pretendían hace años, la provincia chica, con no más de 40 mil habitantes, beneficios para pocos y una despoblación que nos pondrá en peligro ante una situación geopolítica que tampoco se analiza.

En fin, estamos más solos que nunca y nada hace suponer que las cosas cambien, en tanto y en cuanto los operativos distractivos le ganen a las cosas importantes, aquellas que tienen que ver con nuestro futuro como provincia y no como individuos.

Armando Cabral