En Fabricaciones Militares niegan un vaciamiento, a pesar de los 350 despidos

Mart 02/01/18.- Las autoridades de Fabricaciones Militares están revisando los contratos de esa dependencia y, en los últimos días, no renovaron 354 de los 1674 contratos, lo que representa el 85% del personal en condición de contratado.

En las próximas semanas, se definirá la profundidad de la renovación del organismo y así, se definirá la continuidad de la planta de Azul.

Según publica hoy el diario La Nación, Luis Riva -interventor de Fabricaciones Militares- dijo que no “hay un plan para desactivar ni vaciar” las unidades productivas del área, sino que están “planificando el futuro” para que sean viables.

En 2017, Fabricaciones Militares recibió $ 2400 millones de aportes del Tesoro sobre $ 900 millones de ventas; este año serán $ 1600 millones; en 2019, $ 1000 millones, y en 2020, $ 500 millones.

Además, Riva señaló que en la última década se duplicaron los contratos y que por cada 100 empleos directos hay 180 indirectos. “No cierra la ecuación”, dijo.

“Hemos renovado 1280 contratos; estamos definiendo la capacidad de producción”, dijo Riva. Pasado mañana, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) parará a nivel nacional y se movilizará al Ministerio de Modernización por “el achicamiento de la planta de empleados públicos”, entre los que se cuentan los cortes de contratos en Fray Luis Beltrán (Santa Fe) y las cordobesas de Villa María y Río Tercero; en Azul (Buenos Aires) esperan definiciones.

En 2017 Villa María trabajó al 45% de su capacidad y su melliza, Azul, al 10%. “Estamos evaluando cómo seguirá; la cordobesa tiene instalaciones y personal para asumir toda la producción; nos dejaron una empresa no viable, se iba a estrellar en cualquier momento”, asegura el funcionario.

© Proporcionado por THX Medios S.A.

“De cada peso que se vende, se pierden tres. Es una situación que no se puede cortar abruptamente, por lo que diseñamos un plan a tres años para reestructurar las unidades y reordenar la producción que se enfocará en la seguridad nacional, en proveer a la industria minera y petroquímica y al mantenimiento de vagones”, describió.

De los $ 200 millones a invertir este año, la mayor parte irá a mantenimiento. Riva cuestionó el destino de los recursos durante el kirchnerismo. Apuntó, por ejemplo, que la línea de producción de vagones que se ejecutó en Río Tercero fue “una enorme mentira” que costó millones de pesos. “Eran vagones de 18 metros cuando el parque argentino es de entre 12 y 14 metros; por eso en paralelo se compraba en el exterior”, sostuvo ante el diario La Nación.