LEGISLATURA – SESIÓN ESPECIAL Endeudamiento y prórroga por mayoría

Juev 07/12/17 .- Con los votos del oficialismo y del bloque UCR-Cambiemos se alcanzó la mayoría agravada necesaria para aprobar, en rápido trámite, un endeudamiento por 900 millones de pesos y ratificar la prórroga de la concesión del área hidrocarburífera CAM 1 a favor del consorcio integrado por Total, Wintershall y Pan American Sur. Ayer mismo el Poder Ejecutivo promulgó y publicó ambas leyes.

P

oco más de una hora le demandó al Parlamento aprobar por, mayoría agravada, aprobar un endeudamiento por hasta 900 millones de pesos para cancelar obligaciones financieras y dos  créditos, de 300 millones de pesos cada uno, contraídos con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, y ratificar la prórroga por 10 años de las concesiones de explotación de los lotes “Hidra”, “Cañadón Alfa-Ara”, “Antares”, “Kaus”, “Argo” y “Spica”, pertenecientes al área “Cuenca Marina Austral I” a favor de las empresas Total Austral, Wintershall Energía y Pan American Sur.
La urgencia del Poder Ejecutivo por contar con la aprobación de ambas normas quedó de manifiesto en la decisión de promulgar y mandar a publicar esas dos leyes en el Boletín Oficial ayer mismo. Ese trámite resulta necesario para disparar el plazo del 10 con que cuentan las petroleras para pagar a la Provincia 11.340.000 dólares en concepto de bono de prórroga.
Tal se preveía, con el respaldo de los 8 legisladores del oficialismo y de los 3 del bloque UCR-Cambiemos, los proyectos remitidos por el Ejecutivo alcanzaron sin inconvenientes los votos necesarios para ser sancionados, más allá del rechazo de la bancada del Movimiento Popular Fueguino.
Como es habitual, fueron la de los mopofistas Mónica Urquiza y Pablo Villegas las voces más críticas que se escucharon ayer en el recinto legislativo cuando se trató el proyecto de ley mediante el que aprobaron dos convenios de asistencia financiera por 300 millones de pesos cada uno, correspondientes al Programa de Convergencia Fiscal, que fueran otorgados por el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial el 26 de septiembre y 23 de noviembre, y se autorizó al Poder Ejecutivo Provincial a “celebrar operaciones de crédito público por un monto de hasta 900 millones de pesos” con ese mismo organismo nacional para “cancelar obligaciones financieras y los créditos” antes mencionados.
Los 600 millones de pesos obtenidos por los convenios originales debían ser cancelados en una cuota durante el presente mes y con una tasa de interés equivalente a la tasa Badlar más 200 puntos básicos, en tanto que el esquema de refinanciación acordado con el préstamo de 900 millones prevé la cancelación en 48 cuotas iguales, mensuales y consecutivas; con un plazo de gracia de 12 meses para  el pago de la primera cuota correspondiente al crédito suscripto en septiembre y de 10 meses para el acorado en noviembre y un tasa de interés equivalente a la tasa Badlar.
Justamente la tasa de interés aplicada a estas operaciones fue lo que abrió el debate entre los mopofistas y el titular de la bancada del FPV. Urquiza consultó cuál de las dos tasas se debía tener en cuenta (Badlar + 200 o Badlar sola) para estas operaciones, y cuál el destino de los 300 millones por encima de los 600 originales. Producto, tal vez, de una confusión o su desconocimiento, Federico Bilota afirmó que era Badlar + 200 puntos básicos. A pesar de ello solicitó un cuarto intermedio para clarificar el punto.
Precisó luego que como se trataba de una operación de refinanciación en la que se habían obtenido mejores condiciones el interés era únicamente el de tasa Badlar, y que los 900 millones se afectaban al pago de los créditos originales y el remanente a atender gastos corrientes del Ejecutivo.
Esta última aseveración generó que Pablo Villegas (MPF) señalará que el artículo 70 de la constitución fueguina impide expresamente que el Estado se endeude para pago de gastos corrientes. Aprovechó la oportunidad para cuestionar a la gestión Bertone, a la que responsabilizó de endeudar a la Provincia, de no resolver en dos años ninguno de los problemas estructurales de Tierra del Fuego y de no adopta ninguna medida de contención del gasto político.
Fue nuevamente Bilota quien salió a responder las críticas. Señaló que la necesidad de financiamiento estaba contemplada en el presupuesto 2017, producto de tener la actual gestión que afrontar una deuda de 1.500 millones de pesos heredados de la que la antecediera en la conducción del Ejecutivo Provincial, y cuestionó, además, que Villegas haya tergiversado sus dichos respecto del uso de los fondos provenientes del endeudamiento.
Quien luego de mucho tiempo de silencio pidió la palabra fue el también mopofista Damián Löffler. El legislador avaló la postura de sus pares de bancada respecto de que este endeudamiento violaba el artículo 70 de la constitución, y precisó también que quien suceda en el Ejecutivo a la actual Gobernadora, dando por hecho de que no accederá a una relección, “se va a pasar los 2 primeros años de gestión pagando el aguinaldo 2017”.
Terció en la discusión el radical Oscar Rubinos, quien si bien dijo coincidir con algunas de los cuestionamientos planteados por el MPF, en particular en lo relativo a la falta de austeridad en el gasto, aseveró que esta operación de refinanciación de deuda era igual a otras ya aprobadas por el Parlamento. Esa intervención significó el fin del debate y la votación nominal del proyecto.
El tratamiento de la extensión de la concesión de explotación de hidrocarburos al consorcio Total, Wintershall y Pan American no motivó debate alguno, por lo que no quedó en claro la razón por la que el bloque del MPF votó ese asunto por la negativa.
Como corolario de la sesión especial de ayer, se aprobó extender hasta el 15 de diciembre el plazo para que puedan dictaminar las comisiones de asesoramiento permanente de la Cámara.

Diario del fin del mundo