Ondulante, colorido y contradictorio discurso.

Mart 26/09/17 .- Se me ocurrió esto después de escuchar durante mucho tiempo como cambian las actitudes según las situaciones que le toca vivir a la clase política fueguina. Por ejemplo ahora estamos metidos en un berenjenal, que va de la coparticipación a la reforma tributaria, pasando por la Ley 19640 y la armonización de la caja de previsión.

En este escenario visto a medias por la mayoría, lo que se está discutiendo es mucho dinero, y obviamente el dinero viene de varios lugares, pero la mayor entrada es de la coparticipación federal de impuestos, segundo las regalías hidrocarburiferas y tercero la recaudación propia o interna.

Evidentemente esto no estaría alcanzando para cubrir el gasto por tal motivo primero se emitieron letras o bonos por 200 millones de dólares, ahora se recibió un préstamo de 300 millones del gobierno nacional, aún no sabemos para qué, pero esto dejó en evidencia que aquel título de la semana pasada, que decía algo así como “no vamos a permitir que el centralismo nos pise la cabeza” ha pasado al olvido o hay una parte de la historia que no nos están contando.

Y digo esto porque el discurso anti Macri aquí florece por todos lados, pero en los hechos Macri le presta 300 millones de pesos a la provincia, le autoriza endeudamiento por 200 millones de dólares, envía 1200 millones de pesos para obras en Ushuaia y se emite una letra por más de 51 millones de dólares que suscribe la provincia que ya está endeudada a 10 años con los 200 millones de dólares de los que hablamos antes.

Entonces cual sería la pelea entre Nación y provincia, la coparticipación, pero hay que aclarar que lo mismo que nación pretende hacer con Tierra del Fuego, recortándole 1000 millones de pesos si se aprueba el Fondo del Conurbano Bonaerense, el gobierno provincial se lo está haciendo a los municipios, con el pedido de una declaración de certeza sobre el cobro del impuesto inmobiliario, avanzando sobre las autonomías municipales, por eso digo que es ondulante, colorido y contradictorio, porque a ciencia cierta nadie sabe dónde estamos parados y porque ante el escenario completo, es evidente que tenemos serios problemas de gestión en tanto y en cuanto no hay nada        que se haga con fondos de la provincia. Los hechos nos evitan todo tipo de comentario.

En tal sentido debería preocuparnos, además de la preocupación que ya tenemos, que es lo que va a hacer el gobierno ante un eventual triunfo del Macrismo,, va a mantener la postura de ir a exigir, en lugar de dialogar, se va a sentar a discutir seriamente los porcentajes de coparticipación y regalías, va a fundamentar la necesidad de reforma de la ley 18640 y su extensión por no menos de 40 años, va a poner en la agenda la reforma tributaria y sus posibles consecuencias antes una baja de impuestos que también repercutiría en la coparticipación.

Por lo que pude escuchar hasta ahora los argumentos son muy vanos y casi sin sustento, lo que me hace pensar que se está diciendo lo que la gente quiere escuchar pero que eso dista mucho la realidad que estamos viviendo y los títulos de hoy, no solo aquí, sino en medios nacionales, son una señal inequívoca respecto de cuál debería ser el camino a seguir. Obediencia debida o nada, una golondrina no hace verano, un diputado no cambia el congreso, por lo tanto si no entienden que además de tener serios fundamentos para defender la autonomía provincia, esta vez lo que se juega es el futuro de esta provincia, estamos en serios problemas.

Esta no es una provincia donde se pueda gobernar solo, lo puedo decir después de haber visto pasar 6 gobernadores todos terminaron igual, haciendo cola en el Ministerio de Economía de la Nación para que les dieran una “AYUDA”, cuando en realidad le estaban dando en cuotas lo que les correspondía, si repetimos el mismo esquema es porque no hemos aprendido nada.

 

Armando Cabral