Miceli quiere diálogo entre el Gobierno y las empresas

La ministra pide propuestas más allá de lo sectorial Una semana después de los reclamos generalizados (pero anónimos) de diálogo en el coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), la ministra de Economía, Felisa Miceli, de alto perfil en los últimos tiempos, llamó a la “articulación público-privada”. Eso sí: aclaró que los hombres de negocios deben dar prioridad al interés general por encima de los particulares.

“No existe la posibilidad de crecer en el mediano y largo plazo sin un fuerte compromiso del sector privado”, dijo ayer Miceli en San Miguel de Tucumán, donde inauguró el Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP), ente autárquico provincial destinado a promover la radicación de empresas y a fomentar las exportaciones. “Como siempre dice nuestro presidente [Néstor Kirchner], nosotros somos transitorios en el ejercicio de nuestras funciones; nos toca un pedacito de la historia; el sector privado tiene permanencia y es el que puede defender modelos productivos u otros modelos que fueron implementados en nuestro país con el apoyo de mucha gente, y que nos llevaron al desastre que todos conocemos. Queremos que también el sector privado se involucre, participe, nos haga llegar sus propuestas y podamos tener una interacción por encima de lo sectorial. Una interacción en la que se piense en el país y en el proyecto, no sólo en el interés sectorial, que puede ser legítimo, y que nosotros apostamos a colaborar en esa defensa, pero tiene que estar enmarcado en un proyecto de país.”

Dos días antes, la ministra se había reunido con una treintena de ejecutivos de Wall Street para conversar sobre la economía argentina. Uno de ellos reconoció que habían llegado al encuentro con “muy bajas expectativas” y se retiraron “bastante conformes”.

Si bien no les gustó que Miceli comenzara la audiencia con un discurso más bien político, contestó “bien”, cuando se le preguntó por los asuntos espinosos, según el financista citado. Los banqueros y operadores de fondos de inversión se mostraron satisfechos al escuchar algunos conceptos de la ministra: que los acuerdos de precios son provisionales, que el Gobierno no se preocupa de que la inversión se concentre en la construcción, y destacó que también estén comprándose bienes de capital y que las fábricas aún no están trabajando al límite de su capacidad. “Dio un mensaje pro mercado”, destacaron.

En el empresariado nacional apoyan el llamado al diálogo de la jefa del Palacio de Hacienda, y algunos lo consideran una consecuencia de los incidentes en el traslado de los restos de Juan Perón y de la derrota del oficialismo en Misiones. El vicepresidente quinto de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, respaldó a la ministra: “La Argentina debe debatir cómo pasar del crecimiento al desarrollo”. El presidente de la Confederación General Económica (CGE), Marcelo Fernández, dijo: “Estar solo no es bueno, y nosotros compartimos totalmente lo de Miceli”.

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/857385

loading...