Precios: Kirchner vuelve a apuntar contra los supermercados

A pesar de que la inflación en agosto fue de 0,4%, los alimentos y bebidas estuvieron un punto por encima de esa media. El Presidente advirtió hoy a los súper: “Tienen que darse cuenta que no se puede abusar del bolsillo del pueblo”.

A pesar de que el índice de la inflación de agosto fue menor de lo esperado, la suba de los precios en alimentos y bebidas durante ese período hizo que el presidente Néstor Kirchner volviera a centrar la atención en los supermercados, en un roce que se viene renovando periódicamente desde hace meses. En un discurso en Moreno, los llamó a “darse cuenta de que no se puede abusar del bolsillo del pueblo” .

Así se refirió el Presidente en el acto en territorio bonaerense, donde enmarcó su pasaje en “la lucha contra la inflación” y habló hacia los que “generan bienes, como los supermercados”.

Ayer se conoció que la inflación en agosto había sido del 0,4 por ciento, bastante menos de lo esperado. Pero la buena noticia quedó opacada por el dato de que los precios de los alimentos y bebidas treparon 1,4 por ciento, muy por encima del nivel general. Y como ocurrió este mismo año, en el Gobierno identificaron a los supermercados como formadores de precios.

Algo parecido había ocurrido a fines de julio, cuando los empresarios Alfredo Coto (Coto) y Federico Braun (La Anónima), así como el ejecutivo Diego Prats Solá (gerente de Disco-Jumbo) reclamaron al Gobierno “previsibilidad” y “seguridad jurídica” en un encuentro de la Asociación de Supermercadistas Unidos (ASU) en el que argumentaron: “no somos formadores de precios, sino el último eslabón de la cadena”.

En ese momento, Defensa del Consumidor había salido a responder que “han aumentado los precios todo este tiempo”. Y en contra de lo que dice el sector, afirmó que los super son “formadores de precios”.